Blogia
Contextos

La tragedia venezolana 

Después de ver durante ocho años la actuación del Presidente Chávez, parece obvio que los insultos que profirió contra mister George Bush tienen un propósito distinto al aparente, y resulta curioso que tanta gente aguarde de parte de él por un planteamiento distinto.  

Chávez pudiera estar intentando dar lugar a una insensata agresión norteamericana contra Venezuela, teniendo a la vista el claro fracaso de su gobierno y de su pretendido liderazgo continental. O quizá esté creyendo que el centimetraje de prensa negativo también le sirve para proyectarse internacionalmente. 

Detrás del teatral arrebato de Chávez, parece evidente que hay una intención distinta a la ofensa por sí misma. Es su comportamiento habitual. Aparte de que su demostrada poca capacidad intelectual no da para provocaciones sutiles más fulminantes. Y los venezolanos deberíamos tenerlo claro.  

Sólo un trastorno mental puede llevar a la torpeza de presentarse en las Naciones Unidas para insultar al Presidente norteamericano por el puro placer de enlodarlo, en lugar de aprovechar el escenario para exponer un planteamiento de fondo sobre la evidente injusticia social planetaria, y promover la búsqueda de soluciones. 

Quizá la mejor prueba de esa artimaña, la del insulto persistente como mascarada, fueron los acontecimientos ocurridos en Petróleos de Venezuela. Chávez Frías provocó ex profeso la crisis en PDVSA cuando persistió en ofender en aquel momento (años 2000-2001) a la gerencia de la casa matriz y a todo su personal. La sospecha de que lo hacía adrede para crear una crisis e intervenirla, él mismo posteriormente la confirmó. 

Pero tan preocupante y lamentable como el patético caso Chávez y su estela de conflictos, es que diversos voceros en el ambiente político y de la opinión pública venezolanos, pierdan estas magníficas oportunidades para dar lecciones al Presidente mediante planeamientos y soluciones expuestos serena y educadamente. Así evitarían caer en la chocancia presidencial y se va construyendo un portafolio de soluciones concretas al menos en su teoría. 

La vulgaridad, la afrenta, la esterilidad conceptual, la suposición de que sabe más y se oye mejor quien más grita, insulta y escribe banalidades, pareciera ser que constituye nuestra marca de fábrica. 

Manuel Bermúdez Romero

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Manuel Bermudez Romero -

El país debe cambiar completamente. Todos sus sectores deberían revisarse y ver sus virtudes y defectos y proponerse cambios de conducta. Esa disposición podría conducir a un encuentro. El planteamiento no favorece a nadie, sino que llama al raciocinio de todos.

Carlos -

El sector al cual dirige HChF su cerbatana, es el sector mayoritario, el marginal, el que poco o nada tiene que perder y tambièn es el sector que por ser mayorìa, pone y tumba gobiernos.
HChF se aprovecha de ellos dàndoles el pan y el circo que quieren, manteniendolos drogados. Lamentablemente sigue obteniendo el apoyo inconsciente de quienes, "bailan hipnotizados" sus trapos rojos cuando la soluciòn es ignorarlo para que no siga ganando espacio mediàtico

Ñeta -

Sin comentarios... ya todo lo dijo Manuel en sus apreciaciones. La verdad que ES UNA TRAGEDIA VENEZOLANA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Eloísa -

Se me olvidaba decir que no defiendo en nada la estrategia política de Bush, me parece que genera violencia por donde pasa.

Eloísa -

Manuel, para mí tristeza el foro político de España está infectado también con la enfermedad de la descalificación como primera opción de debate político. Es lamentable. No se esgrimen arguementos elaborados y que aporten soluciones, sino que se ataca al contrario descalificándolo por sistema y lanzando mentiras a diestro y siniestro.
Saludos.

Juan Bermudez -

Quizas no fue la forma mas ortodoxa de dirigirse en la ONU acerca de Mr Danger pero no dijo ninguna mentira, y por la verdad murio Cristo

Aida -

Excelente tu apreciacion del
tema.
Es una verguenza la forma de
proceder de Chavez.
Al hacer la se#al de la cruz,
una burla total a la religion.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres