Blogia
Contextos

¿Hasta cuándo pleito, Presidente?

¿Hasta cuándo pleito, Presidente?

Si bien no sólo Radio Caracas Televisión (RCTV) sino casi toda la televisión venezolana, incluidos los medios de TV gubernamentales proliferantes, contribuyen poco con el desarrollo social del país y sus manifestaciones, con el crecimiento educativo de los televidentes mediante la divulgación de nuestros valores y folklore, con la formación de una sociedad crítica, puesto que actúan más como recurso de poder y control, y menos como lubricante del engranaje democrático y como estimulante de la relación entre gobiernos y ciudadanos… 

Digo pues que si bien ese párrafo inicial contiene una afirmación aceptada por casi todos los que consideran que los medios de comunicación privados son corporaciones que pueden lucrar siempre que no pierdan de vista que deben estar más al servicio del bienestar común, debe entonces enfatizarse que es infinitamente más dañino para la libertad que el gobierno del Presidente Chávez, en lugar de construir o reconstruir, alcanzar la pluralidad de la opinión pública, buscar salidas, fórmulas de solución haciendo proposiciones para el mejoramiento de la programación televisiva y para la tarea adicional de proponerse cerrar las profundas heridas que ha causado, por el contrario las abre más y más cada vez que se dirige a la nación porque atropella, acusa del golpismo que él estimuló, se asume dueño de la verdad indiscutible, el propietario de Venezuela y de sus instituciones públicas y privadas, y no termina de erigirse en el principal propulsor, gestor y animador social de su gobierno, sino que procede como el dueño absoluto del poder y el controlador agresivo de cuanto le viene en gana. 

RCTV, fundada en 1953, tiene cincuentitrés años de historia y se merece la oportunidad de seguir sirviendo al país para brindar a los venezolanos información, entretenimiento, educación e instrucción, retornado a la búsqueda de creadores y talentos (introdúzcase en los nombres de los que se le colocó hipertexto) como los que una vez tuvo y entre quienes figuran los siguientes: 

José Antonio Calcaño

Néstor Luis Negrón

Víctor Saume

Cecilia Martínez

María Teresa Acosta

Héctor Monteverde

Renny Otolina

Aldemaro Romero

América Alonso

Rafael Briceño

Amalia Pérez Díaz

Tomás Henríquez

Doris Wells

Peggy Walker

Agustina Martín y

Oscar Martínez  

Estos nombres, entre varios otros, demuestran que buena televisión se puede hacer con talento nacional, y que corresponde al gobierno estimular el propósito, y no reducirse confrontar agresivamente y al desplante de no renovarle licencias a los medios de comunicación que se le opongan, y a favorecer a los que le son adeptos. 

La descrita es una arbitrariedad que crea un modo de opresión y de uniformización muchísimo más dañino y castrante de la libertad que la frecuente falta de sintonía de la mayoría de los medios de comunicación televisivos con las necesidades generales de la población.  

El punto de encuentro está en medio del terreno y espera por los dos extremos en disputa, que en este momento vuelve a ser estimulada por el gobierno y por su principal autoridad, así como por el azuzador político que se identifica en su columna periodística con el pseudónimo de Marciano. El país debería dejar de ser un campo de batalla y guerreristas sus gobernantes. 

Manuel Bermúdez Romero 

La pintura que ilustra este artículo es del pintor Stanley Bermúdez Moros (www.stanleybermudez.com).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Manuel Bermúdez Romero -

Bien, lamentablemente ese es el tono y el talante de algún pequeño porcentaje de de los compatriotas que tiene accesso a Internet. A Chávez hay que contraponerlo con seriedad, con el respeto que el no modela, con razonamiento, pugnacidad racional, con criterio, verdades, pero nunca equipárandose con él y con sus expresiones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Martin Morles -

Todavia creyendo en pajaritos preñados!!!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres