Blogia
Contextos

Me gustan los estudiantes

Me gustan los estudiantes

 

Hoy más que nunca los estudiantes representan el futuro de los venezolanos. Sobre todo constituyen el porvenir de las mujeres y hombres de la tercera edad quienes, está visto, han perdido su bienestar hacia el final de sus vidas cuando ya no es sencillo recomenzar.

 

Bienestar esfumado como resultado de la ejecutoria de malos gobiernos democráticos que no administraron bien los dineros públicos y, abrumadoramente más, debido a la enloquecida dictadura en la que ha derivado la llamada revolución chavecista, despilfarradora de los cuantiosísimos ingresos obtenidos en los últimos diez años por la comercialización de petróleo por parte de PDVSA y, paralelamente, inhibidora del crecimiento económico y social como resultado de la aplicación de una trasnochada ideología socialista que ha provocado desinversión y desempleo y, en consecuencia, incremento acelerado de miseria entre los pobres y de pobreza en la clase media.

 

Un lugar común, como lo es afirmar que “los estudiantes son el futuro de la patria”, ha renovado su vigencia porque, agregadamente, ellos representan la salvación de todos nosotros por cuanto son la esperanza ética de una nación asolada por delincuentes de todos los orígenes y procedencias, y conforman la fuerza nueva que no se doblega y se opone con las armas de la razón y la persistencia al intento inconstitucional de enmendar la carta magna para prolongar una nefasta y corrupta administración (ver la foto).

 

Los estudiantes y sus dirigentes deben confiar en que no están solos y cuentan con la reserva moral existente en los venezolanos adultos y de bien que los ven como el renacer de las esperanzas perdidas por alcanzar la nación mejor que nos merecemos, y estarán dispuestos -los adultos- a echar adelante y respaldarlos, si no con la fuerza física, sí con los valores del espíritu, del saber, del conocimiento y la experiencia puestos a la orden de las causas restauradoras que la juventud venezolana propugna.

 

Todo el que resida en Venezuela y que quiera un país mejor, ¡a la marcha del próximo sábado 7 en Caracas!

 

        

                            Qué vivan los estudiantes

                            jardín de nuestra alegría.

                            Son aves que no se asustan

                            de animal ni policía.

 

 

Manuel Bermúdez Romero

                           

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres