Blogia
Contextos

Chávez y nosotros

Chávez y nosotros

No soy chavista ni por equivocación, pero del caos global que atraviesa Venezuela, los responsables somos los venezolanos. La deducción es obvia y puede resultar un lugar común, pero no tomamos conciencia del asunto.

No hay que ser un lince para saber que la carencia de fluido eléctrico que enfrenta el país venía, al igual que viene mayor escasez de agua potable, desorden educativo, de la salud pública y privada, del transporte masivo, y carencia y carestía de comida que nos lleva al hambre colectiva.

Todos esos males venían en marcha y es verdad que la supina ignorancia de Chávez los ha precipitado y los profundizó, sin embargo, preguntémonos qué responsabilidad puede tener el actual gobierno y su cabeza en los siguientes asuntos:

 

Que usted vaya a un banco Mercantil y ninguno de seis cajeros electrónicos funcione. No es nada contra el Mercantil, igual ocurre en todos los bancos privados y del Estado.

 

Que un conductor en la vía corneteé a quien conduce adelante porque no avanza con la luz verde, pero él va manejando y hablando por el celular.

 

Que en la esquina del cruce de salida del Centro Médico Docente La Trinidad, en Caracas, casi diariamente haya feos choques porque alguien con “licencia para matar” se traga la roja.

 

Que las playas venezolanas sean cloacas y las costas basureros.

 

Que usted vaya a ser operado en una clínica privada en un día acordado con médicos autorizados, y cuando llega a la cita nadie sabe de qué se le intervendrá.

 

Que las salas de baño, no sólo de entidades públicas, sino de empresas, sean un asco.

 

Que el señor que en un sanitario público se queja porque no hay papel para secarse las manos, no “baje la bomba” al orinar.

 

En fin, que millones de venezolanos sean críticos frente al abuso del conciudadano, pero absolutamente laxos cuando los infractores son ellos, lo cual es muy propio de la más pura conducta chavecista.

 

Resumen: Chávez es uno más con características de comportamiento similares a los de una buena parte de los venezolanos y, lamentablemente, llegó a la Presidencia de la República.

Conclusión: Mirémonos más introspectivamente en nuestras conductas cotidianas para que, autoevaluándonos, busquemos un cambio definitivo que deberá partir del interior de cada uno de nosotros. El cambio solamente vendrá cuando cada uno se dé cuenta del daño que causa diariamente. Y la solución no es mágica, lleva tiempo y tiene nombre y apellido: Educación Ciudadana.

Manuel Bermúdez Romero

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Manuel Bermudez Romero -

Estimado Pastor:

No te había podido responder porque he andado un poquito ocupado, pero aquí estoy de nuevo en marcha.

Sobre Tamare imagino que ha debido ser muy grato ver a cantidad de buenos amigos que se fueron perdiendo por cuenta gotas.

Digo cuenta gotas porque casi todo el que concluía el bachillerato, salía a estudiar e iba a dar a otra región después de graduarse. Incluso la mayoría de las familias se van de la COL después de la jubilación del padre de familia. Los destinos más comunes en nuestra época eran Barquisimeto, Valencia, Maracay. Algunos "ñeros" como tu papá, se fueron a Margarita. Hoy, por otras razones, está ocurriendo peor, la gente y los amigos se van del país. El tema da para una novela montada sobre la realidad de cómo se pierde la nacionalidad y el gentilicio. Es algo que estoy haciendo, trabajando y que ya tengo titulado "Aquí en el Cielo", pero no estoy a gusto ni con la forma ni el contenido de lo que he escrito.

Sobre el Presidente pienso que obviamente no es el único responsable, y de eso precisamente trata mi artículo, el país anda muy mal por el comportamiento de la mayoría de nosotros. Claro, tener a la cabeza de la nación un señor tan ignorante, pero que además se supone sabio, es una calamidad y un mal ejemplo (no sé si te has dado cuenta que el nivel de la grosería de la gente en sus relaciones cotidianas ha aumentado). La ignorancia podemos tornarla ventaja cuando la reconocemos en nosotros, pues nos lleva a indagar sobre lo que no hemos podido aprender o nos obliga a buscar la asesoría de quienes conocen del tema, pero este señor combina su ignorancia con la torpeza de suponerse genial. Arturo Úslar Pietri describió perfectamente a HCHF cuando se adelantó a todos nosotros y declaró que era "Un ignorante delirante".

Sobre los ni ni no hago habitualmente comentarios porque allí hay una gama de personas de muy amplio y disímil parecer, y actitud ante la realidad del país.

En cuanto yo pueda te echo un ring para conversar personalmente.

Imagino que en tu experiencia gubernativa pudiste comprobar la importancia que un pensamiento abierto al conocimiento de otros, ofrece para conducir del mejor modo la administración pública.

Recibe mi saludo extendido a Alba, a tus hermanos e hijos.

Manuel

Pastor Segundo Salazar Rondon -

Manuel un abrazo. Realmente te perdiste de algo sensacional con relacion al reencuentro. Ya debes haber visto las fotos. Con relacion a tu articulo pienso que el problema no es el presidente. Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, proverbio popular. El asunto esta en que al gobierno llegaron personas con tan poca meritocracia al igual que nuestro ,presidente. Donde esta el problema:el lo sabe y deja que todo suceda mientras cumple con su proyecto internacional y mesianico. Ademas Datanalisis publica recientemente unos datos con relacion a los ni-ni. A estoa especimenes nos les importa nuestro pais y siguen manteniendose al margen. Tenemos que hacer esfuerzos unitarios para lograr el control de la AN y de alli surgiran los liderazgos regioneles. Hay otros detalles que pudiesemos por otro conducto conversar. No se cuando, supongo que depende de ti. Saludos. Pastor

Manuel Bermudez Romero -

No tengo más que agregar, es correcta tu interpretación.

Igual ocurre en este instante, el Presidente de la República, llama al ahorro en su conocido estilo provocador y burlesco, y en lugar de reconocer que debemos ir a medidas de ahorro de la electricidad y del agua como medida que nunca hemos tomado, y de paso enfantizar en que quien primero tiene que ahorrar en todos los sentidos es el gobierno y Chávez personalmente, nuestros dirigentes niegan que somos derrochadores, no obstante "el contrabando" de luz ha sido tradicional en las casas de la clase media venezolana desde cuando yo tengo memoria.

¿Y qué es el contrabando de luz? Aparte de ser un robo, permite el derroche de electricidad en su máxima expresión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ernesto Marin -

Manuel, coincido contigo en tu planteamiento. En mi opinión si empezamos el cambio por nosotros mismos llegaremos al cambio de todo lo demás incluyendo a éste nefasto régimen. Haciendo lo contrario caeríamos en el error de creer que ya nos es necesario que cambiemos nosotros y entremos en un fatídico círculo vicioso.
Salud y que estés bien, al igual que a tus comentaristas. Ernesto

Manuel Bermudez Romero -

Por supuesto que sí, hay comenzar por el gobierno y principalmente por quien lo preside.

Jesus Bermudez -

De acuerdo, pero hay que comenzar por cambiar el gobierno, desde donde debe venir la conducta primaria que conduzca por el camino adecuado
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres