Blogia
Contextos

Gaita con clase

Gaita con clase

 

Al conjunto Los Compadres del Éxito se le disfrutó en el Zulia por los años 60 del siglo pasado con tanto gusto como a The Beatles, los afamados revolucionarios de la música, nativos de Liverpool. Los últimos, desintegrados, no han muerto ni morirán, permanecen en la memoria colectiva debido a que el Primer Mundo no permite que sus figuras se olviden. Los Compadres, reimpulsores de la gaita zuliana tradicional, aún interpretan, pero no han tenido la misma divulgación ni el reconocimiento que merecen. Esta entrevista intenta sembrarlos en el recuerdo y aquí se ofrece la historia del grupo para dejarla como modesta referencia que se elaboró entrevistando Rafael Rincón González, nada menos que director de la agrupación original.

 

 

 

El conjunto estaba hecho cuando llegué y la mayoría de sus integrantes trabajaba en las oficinas de Contabilidad-Shell en Bachaquero. A mí me mandaron una carta donde Pedro Sánchez Mas y Rubí me decía que tenían un conjunto gaitero y querían que las gaitas de Los Compadres sonaran más allá de las cuatro paredes de la oficina y pudieran proyectarse hasta el club Progreso, en Bachaquero. Entonces yo, cómo no, que trataba de desarrollar la actividad musical, pues trabajaba con la Shell en los programas anuales de concursos seccionales de gaitas, les respondí que atendería al grupo.

Así cuenta el maestro de escuela y músico, Rafael Rincón González[1], el origen de ese grupo que después se afamó y se llamó Los Compadres del Éxito. Se bautizaron Compadres porque, como es de presumirse, el compadrazgo dominaba la relación entre sus integrantes. Era el año de 1962 y la agrupación constituyó un fenómeno musical regional de prolongada duración y logro, al punto de que en 1967 vendieron 15 mil discos que para la oportunidad se consideraba una cantidad astronómica.

            Tomo al grupo, relata Rincón González, empezamos a trabajar y decidimos meternos en el Festival de Gaitas Shell. Total, que entonces participamos también en festivales en Maracaibo y acordamos hacer el primer play back (grabación inicial para montar sólo la música), y le incluí el piano de mi hermano Guillermo.

Le incorporé el piano porque vos sabéis que la gaita antigua la hacían los buenos músicos, y la prueba está en que hay gaitas del maestro Marcos Ramírez, de Epaminondas González, de Adaulfo Guerrero, de Adolfo De Pool; las gaitas de De Pool son famosas, y casi todas esas gaitas se interpretaban con piano. Porque en ese Maracaibo, avanzado el siglo XX, había en cada casa un piano. Porque eso entraba dentro de la formación integral de los muchachos.

A nosotros nos acostumbraron desde niños a estudiar con el piano, y el que no tocaba piano, tocaba violín. Y así se desarrollaban las noches. Y en esa época no había televisión ni nada de eso. Tenía Maracaibo una educación bastante desarrollada, quiero decir musicalmente hablando. Y te puedo nombrar a otros músicos cultos que componían gaitas, como Heraclio Fernández.

            Ahora bien, yo le incluyo el piano y pongo de ejecutante a mi hermano Guillermo que se hizo miembro del grupo y lo tomó con mucho cariño, y decidimos hacer un disco que nos costeamos nosotros mismos y también con la ayuda del señor Phillip Dyson, un musiú que era en ese tiempo gerente de administración de personal de Shell en Lagunillas. Le decíamos don Felipe, y me firmó un aval para que un banco me diera un préstamo de seis mil bolívares para poder grabar.  

Entonces hicimos el disco, el primer disco que, por cierto, como no pertenecíamos a esa rosca de los gaiteros de Maracaibo, nos lo piratearon todo. Nos robaron 2 mil 800 carátulas que habíamos pagado. El día que grabamos el play back, la grabadora se llenó de personas raras que llegaban y decían:

 

¡Bueno, pero esto no puede ser! ¿Cómo es posible?, eso es ventaja, con un piano ahí tocando.

 

Ellos decían que con una pianola. Eso no era una pianola. Era un cembalé, que es una especie de clavicémbalo, porque la tensión de la tecla es rígida, no es como en el piano que es un martinete que golpea. Por eso Guillermo, que era un artífice del instrumento, vivía armonizándolo y en permanente movimiento durante las actuaciones, porque no tenía pedal. Por eso fue que cuando grabamos el primer disco, la gente se asombró, y decía:

 

¡Qué monguita!, figuráte que se puede bailar la gaita sin necesidad del cantante.

 

Entonces hicimos, de todas maneras, ese primer disco. Allí está el Gran Mahón y Los Patinadores. Y cuando nos dispusimos a grabar se le murió la abuela a la cantante Alba Iriarte. Y vos sabéis cómo es esa gente de Punta Iguana. Alba no va a cantar, me dijeron. Pero bueno, si es que ya montamos el play back y ella lo que le va es a poner la voz, no va a estar bailando y nadie la va a ver porque eso es encerrados en el estudio. No, no, no, ella no va a cantar, está de luto, y si canta... Bueno, me amenazaron y todo. Mi señora de entonces, me dijo:

 

¡Acordate de Deyanira que fue tu alumna de la escuela Esteller y tenía tan buena voz!

 

Y la fuimos a buscar hasta Valera donde estaba de paso. Se encontraba afónica y la receté. Mi hermano Guillermo se puso bravo conmigo, porque yo y que era brujo, pues él, que era médico, quería indicarle otra medicina.

 

"Le di extracto fluido de eucalipto y vais a ver que se mejora", le precisé.

 

Y así fue. Conseguimos un poco de extracto fluido y le dábamos diez gotas cada dos horas. Eso fue como decir domingo, el jueves teníamos que ir a grabar. La llevamos a la grabadora y la botó. Así surgió el nombre de Deyanira Enmanuels[2]. Allí también Enrique Gotera[3] grabó Los Patinadores.

            Desde ese momento empezamos a trabajar con mucho énfasis hasta que una vez la Shell decide mandarnos a Caracas con una recomendación de la gerencia, de Kenneth Wetherell, para que se prepare un disco institucional que se vendería en todas las bombas de gasolina.

Me voy a Caracas muy ilusionado. Hicimos el disco, que se llama “Gaita 68”. La gira no fue lucrativa y terminamos nosotros pagando todo, pero tocamos en muchas bombas e hicimos la propaganda que se buscaba. El primer grupo gaitero que tocó en la Gran Avenida fue Los Compadres del Éxito. No ganamos nada, pero saturamos el mercado porque en las bombas teníamos discos desde Santa Elena de Uairén hasta San Antonio del Táchira, y desde Punta Playa hasta Castilletes.

De esa gira nos quedó la anécdota de que estando en la Gran Avenida, en Caracas, como en ese momento había la efervescencia de los hippies, cuando estábamos montados en el escenario y empezábamos a tratar de hacer el programa, se apareció una horda descalza con la ropa raída y con unos potes que golpeaban con piedras y hacían algarabía. Entonces nosotros iniciamos el toque y a lo que Deyanira empezó a cantar fue tal el impacto que se hizo el silencio y después, para que siguiéramos cantando, no nos dejaban bajar de la tarima.

El logro de Los Compadres del Éxito radica en que provoca un retorno a la gaita tradicional. El género estaba muy distorsionado y fue lo que me hizo escribir gaitas, yo no las escribía. Empiezo en el 62 con una que acabó con todo el mundo que decía:

 

Para cantar esta gaita tan sólo se necesita /gaita zuliana la más sabrosa del mundo / nacer en la bella tierra / de nuestra hermosa Chinita / la gaita maracaibera.

 

 Y vino un docto, uno de esos charlatanes de los tantos que hay en este país, y me dijo que no, que para que esa gaita pudiera sonar, aunque fuera mía, tenía que dársela a Rincón Morales o a Cardenales del Éxito, porque eran los que estaban metidos en el mercado.

Bueno, le dije, ¿quiénes son los más malos pa’ demostrate que la gaita es buena? Los más malos son Los Picapiedras, y me fui a buscarlos en Maracaibo por allá por La Mala Ley. Fui y esos muchachos sin piano, sin nada, en pelo pues, vinieron y se metieron en el disco. Era una gaita rústica, pero pegó. También con Los Picapiedras grabé aquella que dice:

 

Mi gaita por ser viajera / yo la monto en un avión / mi gaita maracaibera / paseará por la nación.  

 

Comienzo a escribir gaitas porque me tenía aterrado el ver que la estaban llevando por mal camino. Yo no sé si vos llegaste a oír aquella que cantaba el difunto Ricardo Aguirre que decía:

 

 Ay cachi, cachi, cachi, cachi, chachicamo, ay cachi, cachi...

 

¡Bueno, y ¿esto qué es?, decía yo! Y otra que hablaba de la calambrina, otra que se llamaba Rock and roll, y también había una de un marico, aquella que decía ahí viene Carlos María. Entendéis, todas esas cosas no.

Y no solamente eso, sino que además empezaron a hacer discos con chistes, y con chistes completamente vulgares, tan vulgares que han quedado con la costumbre y en los shows nocturnos si vos vais con tu señora o con tu familia, tenéis que salirte, porque lo que dicen ahí no es muy agradable.

Y la gaita no es eso, la gaita es la expresión del pueblo, la canción del pueblo, una manera de protestar. Entonces, como yo era maestro, me decía: yo no voy a prestar mi mente para escribir basura. Me puse a escribir, y al comenzar hice para Los Compadres del Éxito, El Gran Mahón y La Gaita Sensacional.

            Yo tengo más de 50 años escribiendo canciones y antes escribí gaitas que hacía a la carrera, pero para parrandear. Llegaba con el difunto Ciro Villalobos, el hijo de Virgilio Carruyo[4] -yo conocí a Virgilio, apunta complacido Rincón González-, y andábamos con el compadre Guillermo Larreal y con Memo, que estaba muchachito, con el cuatro y tal, y llegábamos a un sitio y yo me ponía a hacer la letra de las gaitas. Creo que eso me viene de que mamá cantaba y tenía una muy bonita voz de soprano, y papá -el padre del compositor fue el pintor Nepthalí Rincón- tocaba la guitarra. Y el que crió a papá, El Mahón, tocaba el furro.  

Él se llamaba Andrés Bohórquez, un maracucho de El Saladillo que trabajaba todo el año como un loco y -decía papá- que cuando llegaba el mes de octubre bajaba el furro que lo tenía encaramao y de ahí se perdía de la casa hasta enero. Era tío de papá.

Inclusive María, una hija de José María Bohórquez, hijo de Andrés, es decir, nieta de El Mahón, tenía por Puente Gómez una cuerda gaitera y salía con una banderola blanca que llamaba a gaita, unas maracas y un sombrero de "empleta"[5]. Nosotros, Los Compadres del Éxito, teníamos nuestra banderola blanca.

            Esa costumbre de colocar una bandera blanca en la ventana de la casa de algún amigo para anunciarle la visita de los gaiteros, casi siempre se hacía en las casas de gente pudiente. No es así como la gente dice, que se la ponían a cualquiera.

Otra cosa que te voy a decir es que se comenta que la gaita es de furro, tambora, cuatro y maracas. Bueno sí, esos son los instrumentos básicos, esa es la gaita que se tocaba en la calle, en los enlozaos, en las orillas, no la gaita que se tocaba en las grandes casas, porque allí siempre había un piano o un violín, a veces un bombardino y se le agregaban esos instrumentos.

Hay un dibujo en el Álbum Pascual, fechado en el año 33, del pintor Manuel Puchi Fonseca, el cuadro se llama “La Gaita” y aparece un tocador de clarinete y atrás un tocador de bombardino. Lo que quiere decir que la gaita no era sólo con furro, cuatro, tambor y maracas.

            El conjunto Los Compadres del Éxito lo dirigí con el ánimo de hacer un grupo de salón. El primer grupo que se puso un flux fue el de Los Compadres. Y me criticaron mucho, porque la gente estaba empeñada en decir que los gaiteros tenían que andar de cotizas, de sombrero de cogollo y de camisas por fuera.

            Corrijo, no fue que quise hacer... Yo hice con Los Compadres un grupo de salón, y dondequiera que se presentaba eran una atracción. No le agregué los otros instrumentos porque se hacía más dificultoso conseguir los ejecutantes.

            Cuando nosotros le pusimos el piano, los gaiteros a los que llamaban los big leaguers le pusieron arpa, trompetas, le metieron de todo, porque lo que querían era competir, pero como yo no andaba en competencia, sino tratando de hacer arte. Por eso lo que hicimos caló y gustó. Esa tendencia, la de incluir otros instrumentos adicionales que no son afines con la gaita, degeneró en lo que se ve ahora.

            Creo que lo que me motivó con Los Compadres del Éxito y en general a escribir música, fue que siendo niño veía que paseando Maracaibo con mi papá le preguntaba por qué había tanta gente en la calle, y era porque había llegado Carlos Gardel, José Bohr o algún otro cantante extranjero. Yo me preguntaba entonces por nuestra música y nuestros intérpretes.

Tal y como el profesor y periodista Sergio Antillano dejó escrito en la carátula del disco de larga duración “Rafael Rincón Gónzalez, el último juglar del Zulia”[6], él “mezcla lo culto con lo sencillo e integra las variadas corrientes culturales que conforman al venezolano. En el fondo la sustentación psicológica, el fabulario prodigioso, la picardía, el piropo, la imaginación desbordada, el diablo suelto”.

                Aquella motivación de Rincón González -ver que la música nacional no era apreciada y el deseo de darle un respiro- cristalizó en la creación de más de cien composiciones vernáculas, como Maracaibera, Soberana, Pregones Zulianos, Cosas del Ayer, José el platanero, Reina Zuliana, Mi Contradanza, Chinquita, y el vals Maracaibo Florido, escrito en 1949.

 

Maracaibo florido / Maracaibo de antaño / aquel mi Maracaibo / de estilo colonial /son mi recuerdo vivo / tus fiestas patronales / las fiestas con pasquines / de la Chiquinquirá.

 

Divino el Maracaibo / aquel de las palmeras / el de las contradanzas / y lago de cristal / allí do se bañaron / las musas prepotentes / de Vásquez y de Pérez  de Yépes y Baralt.

 

Aquel mi Maracaibo / con alegres gaiteros / estampas naturales / para la Navidad / no me olvidaré nunca / de Germán del Gallego / de La Flor de La Habana / por su zulianidad.

 

Yo llevo aquí en mi mente / las imágenes frescas / de aquellos carnavales / repletos de color / y veo las carrozas / por la Calle Derecha / desfilando pomposas / frente a San Juan de Dios.

 

 Igualmente se evidenció su propósito en realizaciones como la de haber logrado que el conjunto gaitero Los Compadres del Éxito se proyectara bastante más allá de las oficinas de Contabilidad de Shell en Bachaquero y trascendiera los salones del club Progreso de la misma población petrolera.

             Con creces el deseo de Pedro Sánchez Mas y Rubí quedó satisfecho, aparte de que Los Compadres le añadieron un compositor y una cantante inolvidable a la reseña histórica de la gaita, de esa música casi siempre festiva que cuando tiene buena letra y se sabe interpretar, provoca un reverbero de entusiasmo en nuestro ser.

Ambos -Rincón González y Deyanira Enmanuels, juntos con la agrupación- lograron que este ritmo pascuero se escuchara en los confines del país al rescatar matices tonales que lo tornaron más musical y menos sandunguero.

 

REFERENCIAS

[1] Rincón González nació en la calle Los Biombos, en El Saladillo, el 30 de septiembre de 1922. Antes de ser maestro fue en Maracaibo dependiente de La Botica Inglesa y posteriormente sastre, actividad de la que hizo su vida por un tiempo en una tienda propia que denominó Sastrería Rincón Anatómicos, según información que suministró a la periodista, Heilet Morales, del diario Panorama, en un reportaje que se titula El sastre de la guitarra (www.panodi.com).

 

2 Como la voz más dulce de la gaita zuliana es descrita Deyanira Enmanuels en el portal web Sabor Gaitero, producido por León Magno Montiel. Ella debuta en 1965 con Los Compadres del Éxito, donde impone los temas el Gran Mahón, una contradanza de Rafael Rincón González, y la gaita Lago de Maracaibo. Agrega el portal que ha participado en varios festivales de autores y compositores zulianos. También ha sido solista de las agrupaciones Los Cuervos y Los Primerísimos. Algunos temas impuestos por Deyanira son Las Campanitas, Lago de Maracaibo, El Gran Mahón, Goza mi gaita, gózala; Indios de mi patria, Tierra del sol amada, Mi gaitón, Noche Buena, Ziruma, y Goza mi gaitón.

 

3 Enrique José Gotera Méndez, llamado El Fabuloso de la Gaita, es compositor, cantante y cuatrista. Se hizo conocido en 1965 con la gaita de su autoría titulada Los Patinadores, que interpretaba con Los Compadres del Éxito. Un año después y hasta 1973, perteneció al grupo Rincón Morales, con el que obtuvo satisfacciones con las gaitas Remodelación de El Saladillo, Acuarela lacustre, Chiquinquireña, Reflejos de mi lago, escritas todas por Luis Ferrer. En 1974 creó la agrupación Los Fabulosos. Posteriormente integró los conjuntos La Motonera, La Universidad de la Gaita, El Show de la Gaita, VHG, y Tropicales del Éxito (www.saborgaitero.com/gotera_htm).

 

4 Virgilio Carruyo nació en Maracaibo en 1874 y murió en la misma ciudad en 1937. Fiel exponente de la décima y la gaita tradicional, fue un destacado compositor saladillero, autor de la protesta al recaudador de impuestos, por lo que escribió cuatro gaitas denominadas todas El Indolente que fueron muy populares a la muerte de Gómez porque recogían la angustia rebelde del pueblo en los momentos de crisis. Sus composiciones las conservó su hijo Ciro “Coyeyo” Villalobos y fueron popularizadas por los conjuntos Saladillo, Viejo Saladillo, Selección 82 y Gaiteros de Pillopo. De esas gaitas merecen ser recordadas La cañonera, La Flor de La Habana 1 y 2, Ronda antañona, La musa de Carruyo, Empieza la lotería, El paludismo, Las píldoras Laberan, El polvo virginal, La paloma, Cigarrillos Exis, El superior, y Jorge Fane. En recuerdo de Virgilio Carruyo se creó en 1975 un premio gaitero que lleva su nombre (www.saborgaitero.com/carruyo_virgilio.htm

 

5 En Maracaibo se le dice popularmente sombrero de "empleta", pero el término correcto es empleita. Se trata de un sombrero ligeramente alón, de tejido más delgado y menudo que el de cogollo, con lo que ganaba en fineza, pero se le usaba también para el diario. Se le llama de empleita porque se teje con pleita, que es una hebra de esparto trenzado. El esparto es una gramínea cuya fibra y hojas también son empleadas para hacer esteras, sogas y papel. Estos datos se obtuvieron del diccionario enciclopédico Quillet, edición 1974, tomo III, páginas 439 y 553, y por voz de María Eufrosina Romero de Bermúdez, zuliana de nacimiento, hija de un sombrerero de oficio, y ella misma costurera por manualidad doméstica obtenida en el Maracaibo fabril de sus tiempos mozos de principios de los años 30 del siglo XX. Artesanos éstos que por oficio y hábitos de vida sabían de sombreros, telas y texturas.

 

6 Rafael Rincón González: el último juglar del Zulia. Disco de larga duración editado en 1977 con patrocinio del Concejo Municipal del Distrito Bolívar, estado Zulia, y de Maraven, filial de Petróleos de Venezuela S.A. Dirección, arreglos y orquesta: Sergio Elguin. Intérprete: Tino Rodríguez.

 

 

Manuel Bermúdez Romero

 

 



 

 

 

 

 

 

 

           

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

25 comentarios

Manuel Bermúdez Romero -

Sí Francia, acaba de morir. Seguramente la familia pudo ver tu mensaje porque como observas lo repuse la entrevista que le hice, y es posible que los amigos de CSV haya avisado a la familia. Cordiales saludos.

francia rondon m -

hola, Manuel feliz año 2012, no sabia que Rafael R.G. habia fallecido, arovecho este medio para mandarle mi sentido pesame a toda la familia Rincon, tambien de parte de America de Macias. qpd.

Manuel Bermúdez Romero -

Por fuera de la bitácora Freddy José Martínez Méndez, escribió:

Hermosa entrevista mi querido amigo, el prof. Rafael fue muy amigo de mi padre ya que aparte de trabajar en la misma empresa eran contemporaneos, familia y nacidos en el mismo barrio. Puedo darte fe de lo comentado por las vivencias y relatos que el le hacìa a mi viejo. Conocì a Los Compadres en Bachaquero antes de llegar el prof. Rafael en una fiesta en casa del Sr. Hostilio Dìaz, trabajador de la Shell y muy amigo de la casa y recuerdo que me llamò mucho la atenciòn que ellos se pasaban una totumita con aguardiente entre las interpretaciones y que para aclarar la garganta. Eran lideradizados por Pedro Sànchez Masyrubì, amigo tambìen de la casa.
Un abrazo.

Manuel Bermúdez Romero -

Estimado Gustavo, gracias por el dato. No Lo había visto. Y ahora que ingreso para reinstalar esta entrevista con Rincón González y a propósito de su muerte, es cuando me entero. Por supuesto que aportes informativos como el tuyo, enriquecen la historia de Ciudad Ojeda.

GUSTAVO A. RAMIREZ NAVA -

Apreciado Manuel:
Quiero recordarte que en Ciudad Ojeda existió un grupo gaitero llamado Los Tremendos dirigidos por Idelfonzo Mendez(+) y el Dr.Guillermo Piñeiro. Este grupo gaitero fué el ganador del concurso en ocasión de las bodas de plata de Ciudad Ojeda con una gaita que tenía el siguiente estribillo:
COMO SU FECHA LO DATA
CIUDAD OJEDA CONMEMORA
CON ESTA GAITA SONORA
FELIZ SUS BODAS DE PLATA.

BRINDANDOLES DESDE AHORA
UNAS NAVIDADES GRATAS.

A pesar de mi corta edad en esa época fuí el director musical del grupo y compositor de la gaita, siempre contando con la asesoría del Maestro de Maestros Rafael Rincón Gonzalez.


Creo positivo hacer estos comentarios ya que forman parte de la historia de nuestra querida Ciudad Ojeda.

Manuel Bermudez Romero -

Luis:

Excelentes todos esos datos como aporte a la historia de Los Compadres del Éxito y al desarrollo de la gaita en la Costa Oriental del Lago.

Saludos.

LUIS VILLASMIL -

Quizás un poco más hacia el orígen de LOS COMPADRES DEL ÉXITO, muchos de sus componentes originales provenían del Conjunto de Gaitas LOS GAITEROS DE FÁTIMA, conjunto promocionado por el Padre Emilio Del´Ora, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima de Bachaquero. En esta iglesia tocaba el órgano los domingos Guillermo Rincón González, que creo tocó en sus inicios con los compadres del éxito dándole ese sonido particular que los distingue. Tenían un tamborero que provenía de Panamá donde tocaba en una Banda Militar, lo que también le dió un sonido particular a la tambora que posteriormente se difundió a otros conjuntos. Uno de sus cuatristas iniciales fue el margariteño Ramón, gran virtuoso del cuatro muy amigo de mi padre. Yo toqué tambora y cantaba en el Conjunto LOS GAITEROS DE FÁTIMA, siendo todavía un niño. Acostumbrábamos a salir en un camión batea suministrado por SHELL y tocabamos por todos los pueblos como Bachaquero, Lagunillas, Pueblo Viejo, Mene Grande y San Lorenzo

Manuel Bermudez Romero -

Hola Fernando:

Presumo que en Lagoven hubo coral en occidente, pero en verdad no la recuerdo. Parece mentira, pero aunque trabajé más con Lagoven en el Zulia que en Amuay, si recuerdo prefectamente que hubo una Coral Lagoven en esa refinería e incluso grabaron más de un disco compacto.

De todas maneras voy a averiguar si el profesor que mencionas, Elías Núñez Beceira trabajo dentro de la nómina de occidente y si grabaron. Del mismo modo, si hay alguien que conserve grabaciones de la Coral Shell.

Aprovecho para comentarte que si no lo has visto, te doy como dato que en esta bitácora puedes hallar información sobre "Los Turpiales de Tamare".

Anda al buscador y coloca TAMARE ANIDÓ A LOS TURPIALES y debe aparecer la información. Ese fue un conjunto que existió en esa urbanización por la misma época en que actuaron "Los Cuervo". Es decir, los años 60.

Como te digo, voy a averiguar, mas por otra parte "liguemos" que alguien se aparezca por aquí y nos dé información.

Saludos.

Fernando Perozo -

Saludos Manuel, gracias por tu labor de exponer temas de importancia cultural para nuestro pueblo y este en particular, el de la Gaita. Quiero hacerte mención respecto al conjunto gaitero "Los Cuervos", que eran de Lagunillas; recuerdo al Sr. José (Joseito) Bravo, quien era su director, vivía en la casa No. 12 del campo "Bella Vista"; el Sr. Joseito fué compañero de papá, Timoleón Perozo, en la sala de control del área de Producción y Despacho de Petróleo (PRDP) de Lagunillas y de niño presencié algunos ensayos de ese conjunto en su casa, por allá en 1966. El Prof. Rafael Rincón era el director de la Coral Shell, allí participaba mi hermana María Teresa. Manuel, el Prof. Elías Núñez Beceira, a quien conocí en Maracaibo cuando fué director de la Coral del Liceo Udón Pérez, en donde canté cuando estudié allí, entre 1976-77, él fué director de la Coral Lagoven ¿Trabajaría él con el personal de la COL? Quizás haya material discográfico de esa coral; mi hermana me dice que extravió el disco que grabó la coral Shell en 1964 ó 1965. Es una lástima, pero debe haber alguno de tus asiduos lectores que lo conserve.

Manuel, recibe un abrazo y espero que estés bien en unión a tu familia.

Israel Marcano -

Los primeros integrantes del famoso conjunto Los Turpiales de Tamare, fueron Silfredo Meléndez, Andrés Mill (Nacho), Henry Pirela (Sol Caliente), Humberto Soto (Satanás)y Raúl Agreda.

Israel Marcano -

Uno de los mas destacados compositores residenciados en Lagunillas, Estado Zulia, se llama Silfredo Meléndez.
Aún cuando nació en Las Veritas, Maracaibo, su vida transcurrió en Tamare y fue el fundador (entre otros) del conjunto Los Turpiales de Tamare.
Unas de las gaitas triunfadoras de Silfredo se llama Dale a la Gaita con el conjunto Cardenales del Exito cantada por el célebre gaitero Nerio Rios

Manuel Bermúdez Romero -

Hola Pastor:

Recuerdo perfectamente a los Perozo, a todos, aunque no recuerde sus nombres. Sé que la esposa de Gualo se llama Laura, pero los otros nombres no los recuerdo. Recuerdo que el contemporáneo conmigo era un gordito echador de broma silencioso.

Ciertamente Barrio Obrero y Los Compadres son lo mejor que ha habido en la COL, y ambos dedicados al cultivo de la gaita tradicional.

Según te estoy entendiendo, conduces un programa de gaitas que tiene 24 años en el aire. Eso me parece maravilloso, sobre todo por la duración que tiene en el aire. Sostenerse todos esos años con un programa musical no es tarea sencilla en ningún caso, bien sea radio o TV y sin que importe que sea por la temporada pre decembrina.

Pienso que lo que planteas de la intervención de otros grupos no necesariamente zulianos en los concursos, es una propuesta a la que nadie va a oponerse, porque favorecería la promoción de la gaita y de la tradición. Por lo demás, después de la divulgación que se le ha dado al género, pensar que es un derecho exclusivo de la zulianidad, no tiene mucho sentido. Tú sabes que el espíritu abierto del zuliano aceptaría la propuesta. Por lo menos eso creo.

Igualmente el congreso o como se le quiera denominar es una buena oportunidad de conversar el tema con conocedores y, si se pudiera denominara así, también con los especialistas.

Sé que ha habido algunos estudios sobre el origen de la gaita, pero no sé con qué profundidad. De hecho Lagoven publicó uno, pero no lo tengo a la mano, aunque presumo que pueda hallarse en las bibiliotecas nacionales, pues Lagoven tenía una buena distribución de sus productos editoriales.

A veces en las bibliotecas hay tesoros escondidos que nadie consulta, porque la actividad bibliotecaria en Vzla ha carecido de divulgación. Por ejemplo, Lagoven dedicó un cuaderno integro al chimbánguele. Y como sabes, esos cuadernos no se hacen de la nada, por detrás hay un o unos autores. Por cierto, la escritoria de ese cuaderno es una profesional, creo que socióloga, de apellido Salazar.

Sin duda que Rafael Rincón González sería uno de las figuras clave a invitar, y también una nueva generación de músicos profesionales, varios de ellos zulianos.

Otro nombre importante, es el del psicólogo, abogado y músico de vocación, Víctor Hugo Márquez. Yo no lo conozco, pero sé que es una personalidad, además gaitero, repentista y poeta popular. Y creo que, como tú, tiene un programa radial, aparte de una columnita poética en el diario La Verdad, en Maracaibo.

Por supuesto que yo estoy a la orden para contribuir y apoyar en lo que esté a mi alcance en los planes que te propongas. De una vez te digo que humildemente esta bitácora está a tu orden.

Recibe mi afectuoso mensaje de ventura y paz para el porvenir extendido a Albita, tus hijos y todos tus hermanos. Y ojalá se haga realidad tu afirmación de que lo demás se da, pues el trabajo se ha puesto duro y tal y como va la inflación, tengo que buscar oficio a mis 60 pues la pensión se derritió.

Felicidades.

Manuel
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pastor Segundo Salazar Rondon -

Es realmenrte gratificante leer cosas del pasado t que fueron vividas por nosotros. Te dire que Deyanira y su hermano los conoci en Tamare ya que ellos visitaban a unos parientes que vivian al lado de mi casa en Tamare, los Perozo.Desde ese momento supe que despues del Barrio Obrero son los Compadres lo mejor que ha paridi la COL en cuanto a gaitas se refiere. Luego estan Los Turpiales de Tamare que grabaron tres discosy que lamentando muchisimo la muerte de mi tio Hernan no volvieron a la actividad musical sino hasta hace uns anos atras. La gaita alma sonora del estado Zulia se ha intrnacionalizado pero muy distorsionada. Ojala en el Zulia se reencuentren los gaiteros para darle ese impulso a la gaita tradicional.De hecho aqui en el estado Barinas condizco un programa que cumplio 24 anoas seguidos colocando gaita pura y tradicional, ademas contituimos una asociacion Amigos por la gaita con el firme proposito de ensenar el origen de la gaita y dar aconocer su ADN. Creemos que deberia tomarse en cuenta no solo al Zulia en cuanto a decidir la(s) mejores gaitas de la temporada, sini que deben tomarse en cuente programas gaitero de otros estados del pais. Estamos pensado en que se puede realizar un gran congreso para hablar y debatir sobre la gaita en Venezuela.Son suenos pero abrigamos la esperanza de lograrlo. Personas como Don Rafael Rincon Gonzalez i otros como Tu pudieran ayudar a canalizar estas inquietudes. Te deseo te mantengas con salud en el ano 201o porque lo demas se consigue. Saludos

Manuel Bermúdez Romero -

Gracias Janeth. Nada me contenta más que saber que llego con mis reportajes a un público interesado y que, como en tu caso, tiene cultura musical.

Haz extensivo mi saludo a tu hermana. Feliz Navidad y prosperidad en el 2010.

Manuel

Manuel Bermúdez Romero -

Janeth Villanueva por fuera del blog, dice:

Manuel: gracias por todas las cosas buenas que nos has enviado.

Espero que donde estes, te encuentres bien de salud y en hermosa compañia de familiares.

Felicidades te deseo para el proximo año. Y que aunque sea los reyes nos traigan buenas nuevas de Venezuela

Saludos...Jeaneth Villanueva

Manuel Bermúdez Romero -

Envié a Rafael Rincón González un e-mail informándole de sobre esta publicación. Le escribí lo siguiente:

Estimado amigo y profesor:

Acabo de incorporar en mi bitácora Contextos http://contextos.blogia.com el reportaje Gaita con clase que usted conoce.

El periodismo digital permite hoy profundizar en los temas. Lo invito a disfrutarlos.

Cordiales saludos y Feliz Navidad para usted y toda la familia.

Y el profesor me respondió:

Estimado Manuel agradezco infinitamente tu preocupación por nuestro trabajo,siempre leo tus articulos y sé de tu idoneidad cuando escribes,tu personalidad de periodista y conocedor de las costumbres de nuestro pueblo, te hacen un digno defensor de lo autentico y lo tradicional.

Tuvimos la oportunidad de compartir en los campos de las petroleras, cosa que nunca podremos olvidar y que hoy lamentamos, al ver como han abandonado y destrozado los sitios donde nosotros disfrutamos tanto en familia.Es lamentable ver como han dejado dichos campos.

Ya sabes que a pesar de mi edad siempre estoy presto a comunicarme por estos medios, cuando lei" GAITA CON CLASE ", tenía la idea que estaba hablando yo.

Dios te guarde y muchas gracias. Rafael Rincón González



Manuel Bermúdez Romero -

Gracias Francisco:

En la Costa Oriental del Lago había varios grupos gaiteros en aquella época, además de los que mencionas, por ejemplo Los Cuervos de Tía Juana, si no me falla la memoria.

No nos olvidemos también del Conjunto Barrio Obrero de Cabimas aún vigente y anterior a Los Compadres del Éxito y con mucho arraigo en la Costa Oriental del Lago.

Hoy hay otros que no conozco pero que existen y hacen el empeño por destacarse y dejar huella. A raíz de este reportaje me mandó un mensaje un joven Wilfredo Rodríguez, integrante del grupo Zuakata, el cual creo que está radicado de Ciudad Ojeda.

Gracias por tu mensaje y recibe de mi parte lo mejor para los tuyos para esta Navidad y en el porvenir.

Manuel

Manuel Bermúdez Romero -

Gracias Ivonne por tu sentimiento y buenos buenos deseos. Escribo estos temas con el mayor gusto. Saludos.

Manuel

Manuel Bermúdez Romero -

Corrijo Freddy, quise decir los Enmanuels. Saludos.

Manuel

Francisco Castejón -

Excelente esta publicación Manuel, me hiciste transportar a los años 60 y dele cuando estudiabamos en el Liceo Dr Raul Cuenca. Efectivamente me recuerdo de Deyanira con esa melodiosa voz y de su hermano que estudiaba tambien Ciencias. Ademas de Los Compadres que eran excepcionales, recuerdo tambien a Los Turpiales de Tamare y Los Monarcas de Campo Rojo. No hay ninguna duda de que Los compadres con el maestro Rincón González fue una revolución en esa época con la introducción del piano que le imprimía un ritmo inconfundible a la gaita zuliana. Feliz Navidad y venturoso 2010 para ti y toda tu familia

ivonne moros -

te deseo una feliz navidad y un prospero año nuevo que la dicha y la prosperidad te llenen de alegria paz y paciencia que dios te colme de sabiduria y te de salud para seguir escribiendo todas las publicaciones queson importantes para nuestra historia venezolana imborrables en nuestra memoria gracias por escribir gente como tu es la que necesita nuestro pais

Manuel Bermudez Romero -

Rafael:

Me contenta que el reportaje te haya traído esos recuerdos. En esta misma puede hallar un reportaje sobre los Turpiales de Tamare, que se titula. TAMARE ANIDÓ A LOS TURPIALES. Si lo quieres ver sólo debes ingresar el título en el buscador.

Cordiales saludos.
Manuel

Manuel Bermudez Romero -

Por fuera de la bitácora, Rafael Giménez comentó:

Manuel:

Muchas gracias, me hacen recordar aquellos buenos tiempos en la COL. Llegue a esa zona en 1968 y de hecho vivi toda esta riqueza musical que ahora nuevamente me la haces recordar. Conoci al Prof Rincon Gonzalez, asi como a otros propulsores de la Gaita en esa region como lo fue Carlos Morrel, Luis Royet y otros que ahora no recuerdos sus nombres. Asisti a varias presentaciones de Los Compadres del Exito y de un grupo que habia en Tamare que creo se lamaron Los Turpiales.

Nuevamente gracias por este regalo que me das. Saludos y muchas felicidades, Rafael Gimenez

Manuel Bermudez Romero -

Es correcto Freddy, el hermano de Deyanira se llama Hendrick y formó parte junto con su hermana de un grupo de música criolla que existió en el Liceo Raúl Cuenca (LRC).

Ellos, los Hendrick, vivían en Lagunillas, creo que en campo Bella Vista. Ambos estudiaron en el Cuenca en la misma época que nosotros, Deyanira venía uno o dos años detrás, y Hendrick creo que iba simultáneo con nosotros, pero en Ciencias. Tenía otros hermanos, varones y hembras, que creo que también estudiaron allí, pero antes de que nosotros arribásemos.

El surgimiento de Los Compadres lo vivimos nosotros por la vida comunitaria y también porque recuerda que Rincón González era director de la coral que entonces tenía el LRC.

Saludos.
Manuel

Manuel Bermudez Romero -

Por fuera del blog Freddy Lazarde envió ese mensaje:

HOLA MANUEL SI MAL NO RECUERDO EL HERMANO DE DEYANIRA ENMANUEL TAMBIEN CANTO CON LOS COMPADRES TENIA TB UNA VOZ LINDA Y CREO NO ESTOY SEGURO HIZO UN DUO CON DEYANIRA EN LOS COMPADRES
FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO AÑO NUEVO MANUEL PARA TI Y TU BELLA FAMILIA
SALUDOS FREDDY

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres