Blogia
Contextos

Ponche

Ponche

 

En una indagación rápida realizada en la red de redes se determinó que el dato ha sido informado antes, mas la colega Julieta Prince nos lo ha precisado:

La palabra “ponche”, aplicada al argot del béisbol, en nuestro léxico la introdujo Pancho Pepe Cróquer, muy querido locutor que escucharon principalmente por radio quienes tienen hoy más de sesenticuatro años de edad.

A Julieta se lo informó un hijo médico de Francisco José Cróquer, nombre de pila de aquel locutor, nacido el 23 de mayo de 1920 en Turmero, estado Aragua, de quien los más veteranos aficionados al béisbol aseguran que es el mejor narrador que ha tenido Venezuela, y fue maestro de Delio Amado León, uno de nuestros mejores locutores que los ha habido buenos en la especialidad, como el valenciano Carlos Tovar Bracho y el maracucho Arturo Celestino Álvarez, “El Premier”.

Confirma la divulgada calidad expresiva de Cróquer el haber pertenecido desde principios de los años 50 al equipo de narradores de la Cabalgata Deportiva Gillette, un programa -originalmente dedicado al béisbol  y boxeo- de mucha difusión que se produce desde 1936 en los Estados Unidos y se narra en versión española para Latinoamérica bajo auspicio del fabricante de hojillas del mismo nombre, con sede en Boston, y el cual tuvo como narrador estrella al argentino, nacionalizado americano, Eloy “Buck” Canel, creador de la expresión “No se vayan que esto se pone bueno”, muy usada en la narrativa de la pelota venezolana.

Pancho Pepe Cróquer -“La Voz de América”- hizo fama en la década de los años 40 y anunciaba en los campeonatos de béisbol profesional venezolano la publicidad de Ponche Crema, licor cremoso y dulzón elaborado en base de leche, huevos, azúcar y ron conocido como el único de Heliodoro González P. De allí le surgió a Cróquer la idea de hacer una asociación denominando con el término ponche al strike out, intraducible al español en una sola palabra.

Poncharse, salir ponchado, recibir un ponche, significa desde entonces en español de Venezuela fallar el lanzamiento del pítcher en tres oportunidades, o batear dos primeros fouls y luego errar un lanzamiento. Hacen también un ponche lanzamientos en zona de strike, cantados por el umpire.

Por cierto, valga la digresión, la palabra ponche curiosamente no figura en el libro Léxico del Béisbol en Venezuela -Ediciones Centauro de 1977-, reproducción impresa de un excelente ensayo de investigación lingüística escrito por el profesor Edgar Colmenares del Valle, apureño egresado del Instituto Pedagógico de Caracas, licenciado en Letras de la Universidad Central de Venezuela, y profesor e investigador de la misma universidad.

Además de narrador de béisbol, Francisco José Cróquer, quien en 1953 se inició en televisión con RCTV, relató boxeo y fue corredor en carreras de auto, siendo campeón nacional de automovilismo en 1954.

En una de estas carreras encontró la muerte cuando tenía 35 años. Fue el 18 de diciembre de 1955 entre Barranquilla y Cartagena, Colombia, conduciendo un Maserati durante la prueba automovilística bautizada “Vuelta de la Cordialidad”.

En una recta, el bólido de Cróquer se salió de la pista y nunca se supo qué causó el accidente. Se presume que fue porque tuvo un desvanecimiento.

 

Manuel Bermúdez Romero

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Edgar Colmenares del Valle -

Hola, Bermúdez:
Hoy, por mera casualidad, leí tu hermoso texto sobre Pancho Pepe y sobre "ponche". Lamento decirte que la palabra "ponche" sí aparece definida en mi trabajo. Revisa, por favor, la página 136 de la edición que citas. Lapsus, amigo. Un fraterno abrazo y de nuevo, gracias.
Edgar Colmenares del Valle.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Manuel Bermúdez Romero -

Tenía algún tiempo tratando de escribir sobre Cróquer, hasta cuando conseguí la oportunidad
que lo hizo "noticiable" con el tas ponchao de los estudiantes y el dato que me pasó Julieta Prince.

Saludos.

Jorge Zajia -

Manuel,
Muy buen artículo sobre la vida de uno de nuestros ídolos de siempre, pera a quien no conocíamos en realidad. Gracias por ese regalo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres