Blogia
Contextos

Aparicio y Vizquel

Aparicio y Vizquel

 

Es interesante la acotación que hace Luis Aparicio para aceptar que Omar Vizquel vista el recordado número 11 que fue de su propiedad y en su honor había sido retirado por los Medias Blancas de Chicago.

“Conozco a Omar desde hace mucho tiempo, y además de ser un jugador extraordinario, es un hombre decente y bueno” -ha dicho Luis.

Se deduce que según Aparicio, quien debe conocer bien las interioridades del béisbol organizado, para ser reconocido en el ambiente no basta ser un excelente pelotero, sino llevar una vida armónica y disciplinada. Por otra parte, deja sentado -y no huelga decirlo- que decencia y bondad son dos valores.

Su acotación es clave para descifrar la personalidad de Luis, detrás de la que por curiosidad he estado casi desde muchacho y luego, por propósito profesional, desde el momento cuando siendo estudiante de comunicación social, mi querido amigo y profesor Ignacio de la Cruz me asignó como tarea entrevistar al grande liga. Fracasé en el intento, se me escurría con la misma habilidad con la que se robaba la segunda e inventó una excusa para escabullírseme en la única oportunidad en que lo agarré.

Desde siempre de Aparicio se han hecho afirmaciones sobre su carácter que he considerado inciertas (si de algo he tenido después oportunidad es de observarlo, pues, entre otros encuentros fortuitos, en Maracaibo ambos íbamos a la barbería de “El Maneto”) porque se originan en el hecho de que nadie realmente lo conoce y él no permite que se le conozca. Sus razones personales tendrá dirigidas a aislar su vida privada del ojo ajeno y metiche. 

Aparentemente su padre, “El Grande de Maracaibo”, considerado el mejor short stop en la historia del béisbol venezolano -sus contemporáneos maracaiberos aseguran furibundos que fue mejor que su hijo-, lo educó peloterilmente para que fuese un caballero.

Sin embargo, esa deducción es contradictoria, puesto que el hijo ha declarado que ni su madre ni su padre querían que fuese pelotero, sino que continuase sus estudios en el bachillerato. La decisión de hacerse pelotero la tomó él, ante la que su padre le pidió que si lo iba a hacer no fuese el segundo de nadie. ¡Tamaño compromiso! Imagino que le fue dicho para que meditara la hondura en la que se iba a meter.

El asunto, volviendo al punto inicial, es que Aparicio es certero con su afirmación, dice de Vizquel que lo conoce desde hace mucho y que es un hombre bueno y decente, y ciertamente, así luce Vizquel a los ojos de quienes seguimos el béisbol.

Además de darle un envión ante la opinión especializada norteamericana a la aspiración de Omar Vizquel por ascender al Salón de la Fama, seguramente sin proponérselo porque él nunca ha sido consejero público de nadie, Luis Aparicio le ofrece una sugerencia al gran número de beisbolistas criollos que está en las grandes ligas, algunos de los cuales bastante malcriados son. Es un gran favor el que les hace.

 

Manuel Bermúdez Romero

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Manuel Bermúdez Romero -

FIESTA EN EL FERRY

Los comentarios hechos por Pastor Salazar Rondón, Pascual Márquez, Arnaldo Salazar Rafalli, Ernesto Linzalata, Juan Denis Hernández, Romer Luzardo y Antonio Urreiztieta, evidencian que recordar a Aparicio todavía depara emociones.

Deseo contar que no tuve la suerte de Antonio Urreiztieta. La primera vez que oi hablar de Luis creo que fue por la radio y en la voz de Néstor López y poco lo vi jugar porque yo vivía en la Costa Oriental del Lago.

La primera vez que lo pude ver no fue en un estadio sino en un ferry boat. Iba con el equipo Rapiños que hacía la travesía del lago para ir a jugar contra el Cabimas de Fred Gardner, Al Ferrera, John Werhas, Camilo Estévez y un outfield Davis, de quien no recuerdo el nombre, entre otros peloteros. Ellos eran todos jugadores triple A de una sucursal de los Dodgers de Los Ángeles.

Cuando lo vi en el ferry, Aparicio estaba en el interior de un carro con su padre y otros peloteros, entre ellos Norman Cash, un gigantón catire y pecoso que jugaba la primera de Rapiños y pertenecía a los Tigres de Detroit. El asunto es que esa travesía fue una fiesta deportiva para los viajeros, pues ya Aparicio tenía halo de estrella en virtud de para entonces había sido reconocido como novato del año de la Liga Americana en su primer año grande liga.

Romer Luzardo considera que Vizquel es mejor que Aparicio porque, según, los números no engañan. Y uno concluye que debe ser buenísimo Vizquel para que lo diga un maracucho que debió ver a Luis muchas veces y entonces puede hacerse de un juicio sopesado. Ojalá y esté en lo cierto para que tengamos en el Salón de la Fama de Cooperstown a otro venezolano inmortal del béisbol.

Antonio Urreiztieta -

Siendo aun "chamo" de 10 u 8 abriles, me acuerdo un domingo en Maracaibo que mi padre me levanto muy temprano y me dijo que ese dia era muy especial y que al final del mismo lo iba a comprobar por mi mismo...
Nos desayunamos y a las 9 de la manana nos fuimos directo al terreno de Beisbol para presenciar el juego entre Gavilanes y Pastora.. (eternos rivales dela pelota marabina)... el parque estaba hasta las banderas y algo diferente se repiraba en el ambiente...
Despues del Himno Nacional.. se alinearon los dos equipos en las lineas de primera y tercera y hacia el home se dirigio el Viejo Luis Aparicio.. A su lado le acompanaba su hijo Luis.
Se hizo un silencio impresionante y todo el mundo, de pie,escuchamos las palabras del padre al hijo haciendole entrega de su guante y de la posicion que tantos anos habia defendido con la camiseta del Gavilanes...Mi padre, pastoreno de pura sepa, dejo brotar alguna que otra lagrima y yo, gavilanero hasta la muerte le dije "no te preocupes viejo; somos todos maracuchos!!!!!
Esa noche las palabras de mi padre fueron profetas... me costo dormirme pensando en lo que habia tenido la oportunidad de ser testigo.
Hoy en dia cuando tengo la oportunidad de contar esta anecdota, la respuesta del que escucha es siempre la misma: Que gran suerte tuviste.. Palabra de Dios!!!!!!!!!

Romer Luzardo M. -

Un abrazote Vecino y Amigo Manuel. estos son para mi los mejores peloteros que ha parido Venezuela. Hasta hoy. cuando exaltaron a Luis Aparicio al Salon de La Fama, asistieron Arni( Arnaldo S. R. ) y Armandito(Armando Segnini)al acto en Cooperstown. De esto Arnaldo escribio una "cuartilla" en un perìodico en Venezuela.Pienso que Vizquel serà el Venezolano que acompañarà a Luisito en el Salon de La Fama, es cuestion de tiempo.
Manuel sigue con tus excelentes articulos que a mi me tienes como el primer lector. Romer

JUAN D. HERNANDEZ M. -

Especial articulo ; es bueno recordarle a la nueva generación deportista de nuestro país , lo importante de esa época y el trabajo que realizaron en sus especialidades. Felicitaciones.Adelante Manuel y un cordial saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Manuel Bermudez Romero -

El amigo y periodista de El Universal, Ernesto Linzalata, también hizo un comentario que no se transmitió por alguna falla técnica, y ahora se incorpora:

Ernesto dice:

Manuel: lo escribí directamente en los comentarios de tu trabajo. Al final, luego de los párrafos iniciales, no estaba activa la palabra sigue y por lo tanto no pude concluir la lectura, pero te adalantaba que estaba muy de acuerdo con lo que decía Aparicio, sobre todo en estos tiempos de irrespetos y desasosiego.

Saludos.

Manuel Bermudez Romero -

Por fuera de la bitácora, Arnaldo Salazar, ingeniero de minas, ex presidente de PDV Marina y deportista aficionado múltiple, hizo el siguiente comentario:


Si hay alguien que conoce muy bien a Luis, es su compadre y paisano el ex pelotero profesional y ex gerente del extinto Banco Union mi amigo Alejandro Vargas.
Alejandro tiene en el sotano de su quinta en Los Naranjos un museo en honor a Aparicio, tengo la suerte y el honor de haberlo visitado muchas veces y a traves de Alejandro conocer muchas cosas de Aparicio. te ofrezco cuando puedas ir conmmigo a conocerlo, ya lleve a varios amigos como Armando Segnini y Nelson Nava. Es verdad que Aparicio es esquivo y a veces parece ser malcriado pero fue , es y sera un señor dentro y fuera del campo de juego. Soy testigo de excepcion cuando el conocio a Vizquel en un almuerzo para los deportistas que dio PDVSA en 1991 propiciado por mi y coordinado por Arnoldo Devonish.
Ese dia Luis le dijo a Omar, este año vas a tener un gran año en las Mayores y cuando le pregunto el porque le dijo "porque este año jugaste muy poco aqui y los peloteros de nuestra contextura no se pueden dar el lujo de jugar todo el año porque se agotan ", puedes revisar los numeros de Omar ese año y te daras cuenta de la sapiencia beibolera de Luis, despues de eso se han hecho grandes amigos y ambos son buenos y decentes.
A tu orden
Arnaldo Salazar

Pascual -

Como todos los venezolanos de los cincuenta, vivi la polemica que si Aparicio o Carrasquel, sin dudas Aparicio resulto lo mejor, lo dicen los musiues, quienes elogian a pocos latinos como a Luis Aparicio y a Clemente.
Aparicio fue atacado por no jugar en Venezuela en sus mejores tiempos y otras menudencias mezquinas. De Vizquel se han dicho tambien algunas cosas similares, pero una cosa es cierta ambos se han destacado y merecen el respeto de la gente, ademas de ser ejemplos de teson, disciplina, constancia y buen comportamiento, UN HURRA POR ESTOS DOS VENEZOLANOS EJEMPLARES!.

Pastor Salazar Rondon -

Manuel un abrazo. En cuanto al articulo lo que se evidencia el sencillamente la humildad de Lusito. Habra que preguntarse de donde le viene ese don pero cosidero que eran otros tiempos en los cuales el companerismo era compartido por todos nosotros y de alli que se mantenga lo dicho por mucha gente de que la pelota de otrora fue mejor, alli no habia egoismo. Saludos y estamos en sintinia. Nos veremos en Tamare ya que no habra excusa para no asistir
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres