Blogia
Contextos

Conciencia ecológica

Conciencia ecológica

 

El diario El Universal, de Caracas, en su sección “Vida”, hace en este momento a sus lectores la siguiente pregunta: “Crees que los venezolanos tienen suficiente conciencia ecológica”. La opinión que cada lector tenga puede enviarse a doblevia@eluniversal.com.

No explica al detalle con qué fines se lanza la pregunta, pero se presume que podría ser para utilizar las respuestas en la definición de una estrategia informativa.

Si así fuera, ese diario está “dando en el clavo” con un tema sobre el que debería divulgarse cotidianamente no sólo noticias, sino conceptos y ejemplos demostrativos de realidades nacionales y universales que resulten buenos esfuerzos de conservacionismo, aunque sean incluso incipientes.

Apreciar la naturaleza, quererla porque nos ofrece sus frutos y nos deleita la vista a través del paisaje y al hombre lo protege en cuerpo y alma resguardando el ambiente donde él habita, debería ser el centro de las propuestas que por el desarrollo se propongan los próximos gobiernos para asegurar de verdad -junto con la superación de la pobreza- el futuro de nuestros descendientes.

No habrá desarrollo social, económico, cultural, educativo, humano, si no se abocan los gobiernos y las correspondientes instituciones a la creación de conciencia conservacionista, haciendo énfasis en los niños a partir del preescolar y a lo largo del proceso de aprendizaje del venezolano, tanto en la educación primaria como en la media.

No habrá ninguna política económica posible y apropiada para alcanzar el progreso si nuestros pueblos y ciudades son invivibles, si los bosques los continuamos deforestando, si no recuperamos lagos y ríos contaminados, si proseguimos lanzando basura en cualquier sitio donde se nos antoje, sin no tenemos idea de lo que es el reciclaje de desechos sólidos y las ventajas contenidas en esa práctica colectivizada, si nuestras playas continúan siendo enchiqueradas con aguas negras y basura, puesto que en poco tiempo no tendremos país sino un muladar, un desierto cochino, un paisaje sucio, una atmósfera ácida y hedionda como territorio, como es comprobable hoy todo lo anterior en regiones de nuestra nación. Con ese panorama nadie querrá permanecer o radicarse en esta extensión de tierra americana llamada Venezuela.

Esta realidad que es bien conocida por todos porque salta a la vista, no está -sin embargo- instalada como propósito prioritario en las agendas de nuestras comunidades y habitantes, y más angustioso es que tampoco retumba al oído como preocupación de los dirigentes políticos y, por supuesto, menos en la conciencia de cada ciudadano.

El cuidado del ambiente comienza por el orden y la limpieza individuales, proyectados ambos conceptos -orden y limpieza- a las comunidades a través de una actitud ciudadana celosa del ornato.

De modo que la tarea de creación de conciencia que pareciera está procurando El Universal augura un arduo y persistente trabajo que como tarea educativa gubernamental -en lo que se refiere a concienciación del adulto- debería comenzar, en lo inmediato, casa por casa de un modo instructivo directo por medio de lo que se denomina demostradoras del hogar (no sólo del campesino, sino del urbano), siendo uno de los tantos pasos preliminares que habría que dar para asegurarnos de que estamos yendo a la raíz de la mala conducta que origina tal indolencia. Se trata de una materia básica: Enseñar a la gente a vivir con racionalidad.

Y es un trabajo de hormiguita, puesto que si el dueño o ama(o) de casa no sabe cómo o no quiere tener su vivienda aseada y mantenida, empezando por el baño y la cocina, menos estará interesado en el cuidado y el aseo del entorno físico donde se halle su vivienda.

Así de grande es el reto. Consiste prácticamente en comenzar desde cero. Desde la trascendencia que tiene para el ser humano vivir en armonía con quien cohabita, con la comunidad y con su hábitat.

 

Manuel Bermúdez Romero

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jordan Jumpman -

Thanks a lot for the great facts about this good post. It is good to buy custom essay papers about this topic.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres