Blogia
Contextos

¿Petroleros apátridas?

 

Quizá cuando más encarna mentira, manipulación y descaro el Presidente Hugo Chávez Frías, es al referirse a Petróleos de Venezuela, la empresa original.

Desde el inicio de su mandato miente el Presidente sin pudor sobre la que fue la industria petrolera venezolana y lo que significó para el progreso del país. Comenzó a falsear sobre el tema cuando declaró con embuste flagrante sobre las pensiones multimillonarias que tenían los jubilados petroleros, pensiones que según él había que reducir.

¿Se habrá ocupado alguna vez de determinar cuál es el monto mensual de la pensión que recibe la mayoría de los jubilados de Petróleos de Venezuela y qué es lo que da lugar a la existencia de esas pensiones? ¿Le interesará saber qué está pasando con el Fondo de Pensiones de los Jubilados de PDVSA?, que es dinero de ellos y no de PDVSA ni del Estado?

¿Se habrá dado cuenta de que los jubilados de PDVSA ya no tienen acceso a las mejores clínicas privadas del país porque la empresa les adeuda por servicios prestados y esas clínicas cancelaron la relación asistencial y comercial con la petrolera, mientras la asistencia de salud estatal está peor que nunca?

¿Habrá permitido alguna vez que una autoridad petrolera de esa época se siente a explicarle que el crecimiento profesional en PDVSA y sus filiales no se decidía a dedo, sino a través de evaluaciones anuales del rendimiento de su personal. Un procedimiento probado que era excepcionalmente imperfecto? ¿Estará enterado el Presidente de que en PDVSA - la original- la corrupción se castigaba?

Cuando sin hacer ninguna salvedad el Presidente se refiere a quienes sirvieron a la industria petrolera nacionalizada como burgueses apátridas, entreguistas, parásitos, colonialistas, que se robaron lo que era del pueblo, una vez más está calumniando a miles de hombres y mujeres que dedicaron buena parte de su vida al país a través de la riqueza que produjeron PDVSA y sus filiales para la nación, y entre quienes debe haber muchos que votaron por él creyéndolo una esperanza de cambio.

Las declaraciones del Presidente no deberían quedar impunes, pues escarnece y acusa falsamente de delincuentes a miles de obreros, trabajadores, empleados, profesionales, gerentes y ejecutivos que laboraron honestamente por Venezuela a través de una empresa del Estado, y a quienes además estárseles afectando severamente su solvencia económica y su calidad de vida, injustamente se les presenta ante la opinión pública como indeseables merecedores de sanción.

 

 

Manuel Bermúdez Romero

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

Manuel Bermudez Romero -

SUGERENCIA

Al señor anónimo me permito recomendarle la compra de mi libro PDVSA en carne propia. Testimonio del derrumbe de la primera empresa venezolana.

Lo puede hallar para su adquisición ingresando a la red. Allí se cuenta la verdad sobre PDVSA, la original y también sobre el inicio del desmadre actual bajo la conducción de "la revolución bonita".

Y cómo le digo, la original no era perfecta, pero la actual tiene todo lo malo que pueda alguien imaginar. Es mala en una medida tan
grande que resulta increíble.

Manuel Bermudez Romero -

Sr. Anónimo:

Nadie dice que la industria petrolera anterior a la administración de Chávez fuese perfecta, pero no hay comparación posible. El peor presidente que haya podido tener PDVSA antes de Mandini es superiorísimo a todos los que vinieron después. Y excluyo a Lameda Montero que demostró su competencia y al profesor Gastón Parra Luzardo (QEPD), pues su administración fue un suspiro y tuvo la dignidad de renunciar para facilitar soluciones.

Por lo demás, la industria petrolera podía tener defectos como toda empresa y como todo organismo conducido por personas, pero funcionaba, era eficiente, producía, daba ganancias, castigaba la corrupción, aplicaba la meritocracia, aportaba al fisco.

El punto específico que usted señala, el que se dañaban las evaluaciones para cuadrar sus grupos, es absolutamente falso como proceso general. Podía ocurrir y ocurría, pero como desviaciones puntuales que al detectarlas se corregían. Lo más notorio en ese sentido fue la administración de Luis Giusti especificamente contra quienes tenía identificados como opositores internos de sus desviaciones funcionales, y se le hizo resistencia institucional y ya ve usted lo que ha ocurrido con él. Vaya usted a la PDVSA de hoy a intentar hacer juicio crítico interno de las líneas de Rafael Ramírez. Lo pulverizan a usted señor.

Ahora, amigo anónimo, ojalá y hoy se hubiera perdido sólo la calidad en PDVSA. Allí se ha perdido casi todo, hasta la vergüenza y, ojo, no me estoy refiriendo al personal.

La empresa petrolera venezolana es ahora un nido de corrupción, ahora sí está entregada a otros imperios, como el cubano y el chino, para sólo nombrar dos. A China se le vende el crudo a 20 dólares por barril cuando su precio anda por los 108 dólares.

Se ha perdido tanto, que el centro de mi artículo está referido a que Chávez, lamentablemente nuestro presidente autócrata, miente descaradamente sobre el tema PDVSA y sobre muchos otros aspectos de la vida nacional. Más específicamente abordo es el maltrato que reciben los jubilados de esta supuesta revolución bonita y del amor.

Por lo demás, y yendo a su argumento, imagínese por segundos que usted tenga razón y que la industria petrolera no hubiese manejado bien antes de la administración chavecista, pues bien, no es el suyo un argumento válido ni inteligente para justificar el asalto que se está haciendo a PDVSA. ¿No y que Chávez y su revolución iban a solucionar todos los males venezolanos? No se puede justificar lo peor con lo malo anterior. Es un absurdo, para no decirle que una estupidez.

Por último amigo anónimo, le sugiero identificarse y que exprese libremente su parecer. Nadie va a tomar represalias contra usted, como sí las toma el chavecismo, de uno u otro modo, contra los periodistas que escriben verdades irrebatibles.

Y no defienda lo indefendible.

anonimo -

Estamos claro que esta en franco deterioro, pero cuando habia la oportunidad de trabajar en equipo lo dañaban con las evaluaciones para cuadrar muchas veces a sus grupos y eso provocaba fustracion y siempre decia con la misma vara que midas seras medidos, habian muchas personas que se creian unos Genios y eso estaba provocando el caos.
Se que ahora se ha perdido la calidad pero no se crean que ustedes lo estaban haciendo todo bien miren hacia atras para que se den cuentas de todos sus errores y todo lo que estamos viviendo somos culpables en parte.

Omar Guilarte Fermin -

Sr. Bermúdez, defiendo a ultranza lo que fue y seguirá siendo la industria petrolera, que forjaron y forjamos a construir los que hoy jubilados estamos, golpeados por una gerencia y gobierno incapaz, ineficiente, corrupto y sobre todo mediocre, que lo único que ha hecho es destruirla. Comencé, en el año de 1966, a la edad de 21 años (un chamo, ¿qué tal?) en la Corporación Venezolana del Petróleo (C.V.P.), la que llegaron a señalar y llamar como la caja de los políticos de entonces. Su director general, el Dr. Rubén Sader Pérez, gerente de primera, muy estricto por demás, y un valioso equipo de trabajo, solo deseaban que quienes ingresáramos, nos formáramos académicamente, trabajáramos y compitiéramos en buena lid con nuestros compañeros, no por color político sino, como alcanzar una posición a quienes les gustaba una carrera gerencial y/o técnica donde, brindaban opciones de echar adelante una industria por la que bien valía la pena esforzarse. Serví y lo expreso con orgullo a la industria petrolera no nacionalizada y nacionalizada, no como burgués apátrida, entreguista, parásito, colonialista, que robaba lo que era del pueblo (soy pueblo y procedo de familia humilde deseoso de trabajar y surgir. Surgí como muchos hasta donde logramos llegar, alcance con meritos de trabajo y profesional, cuando resolví por la jubilación después de 34 años de servicios) El Sr Chávez, una vez más nos ofende calumniando a miles de hombres y mujeres que dedicamos nuestra vida al país a través de la riqueza que produjimos en PDVSA y distintas filiales.
Expreso responsablemente que, con lo poco o mucho de mis impuestos deducidos de nuestra nomina, si creé y mantuve en las Fuerzas Armadas Nacional, a un individuo como el Sr. Chávez y otros que, lo han acompañado, un burgués apátrida, entreguista, PARASITO, colonialista, que ha robado nuestra prolongación de vida después de muchos años de sacrificio que lo que demandaba la industria por hacerla la mejor del mundo, oiga, del mundo. Como lo llego a ser.
Como es posible que, jubilados petroleros tenemos que mendigar lo que nos ganamos: atención en centros de salud, etc. Muchos trabajadores ya fallecidos, entregaron vida y juventud como digo en un párrafo anterior, la industria mejor del mundo. No me enriquecí, como muchos no se enriquecieron, porque, solo nos enseñaron a trabajar y formarnos.
La destrucción de la industria esperemos tenga castigo. No es odio lo que sentimos muchos y siento. Como cristiano no debemos sentir odio. Sentimos dolor por el daño causado, tan solo por causarlo. No es posible que en tan pocos años hayan ocasionado tanto daño.
Al final, Dios los perdone


Manuel Bermudez Romero -

Ciertamente, pero sin excederse. Saludos.

R. V. Mandini -

Manuel, con que tu tambien incursionas en el sarcasmo del cual que solias desaconsejarme?... Es que cuando la indignacion y la "Red-chair" son grandes, ayuda hacer algo de catarsis... aunque sea un poquito. Un abrazo...... R

Manuel Bermúdez Romero -

Señor Luis Oliveros:

Notifiqué sobre el comentario que usted insertó al señor César Delgado, presidente de AJIP. Le di la dirección de su artículo para que pueda ingresar y leerlo.

Por otra parte, quedo agradecido por su punto de vista, el cual contriibuye con la discusión de un tema tan importante como el de las pensiones y sus montos, para nosotros los jubilados.

Quedo de usted atentamente a la orden.

Manuel Bermúdez Romero -

Estimado Roberto:

Precisamente por tu observación subrayo que sin hacer salvedades, el Presidente Chávez denomina injustamente de apátridas, ladrones del pueblo y "colonialistas" a todos los ex empleados de la industria.

Bien claro tenemos que no todos eran ángeles entre los petroleros, pero fue una penosa minoría de una rosca personal que conocemos y ha sido denunciada de uno y otro sector, y también por personalidades petroleras, tú incluido.

Te enviaré un artículo que quizá no conozcas titulado "Conservitas de maduro", el cual inserté en la segunda edición de mi libro.

Cordiales saludos.

Anónimo -

Amigo Pascual:

El señalamiento que haces es conveniente para tenerlo presente, mas la memoria no será borrada. Hay mucha gente tomando nota, la mayoría en silencio. Tomando nota de la barbarie chavecista, y también de los pecados de quienes desde adentro le pusieron la intervención de bombita al gobierno supuestamente revolucionario.

Atentamente.

Manuel Bermúdez Romero -

Hola Jeaneth:

Gracias por tu comentario. Te aclaro que sí teníamos color. Era el azul progreso en el caso de PDVSA, y rojo pasión por el logro, en el caso de Lagoven, y era el motivo por el cual era la empresa líder.

Los jubilados estamos luchando por diversas vías, asunto que tú ratificas con la mención que haces de la señora OFELIA TORRES.

Recibe un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LUIS OLIVEROS -

Aún cuando son ciertos los comentarios referidos al monto de las pensiones, falta de información sobre el Fondo de Pensiones y la negativa de muchas clínicas a aceptar compromisos de pago suscritos por PDVSA, así como la destrucción de la empresa a la cual le dedicamos casi toda nuestra vida laboral, considero-como jubilado en fecha 1 de enero de 2006- que somos culpables, por omisión, del maltrato recibido, pues:
1) Continúa sin haber información oficial desde PDVSA acerca de los rendimientos de fondo de pensiones, tal y como ha sucedido durante los últimos años, ya que PDVSA no entrega información auditable y oportuna. A pesar de ésto, no se le exige formalmente a PDVSA que presente la Rendición de Cuentas del Fondo de Jubilación. Reitero, debe hacerse formalmente, no como si se tratara de un favor que nos harán los administradores del fondo. Es mi opinión que en caso de no recibir una respuesta apropiada, debe acudirse a los tribunales para impulsar un Juicio de Rendición de Cuentas. Si no se nos diere la razón en el ámbito judicial, por lo menos podremos ver a nuestros hijos y nietos a los ojos, pues, como era la norma en aquella PDVSA para la cual trabajamos, HICIMOS NUESTRO MEJOR ESFUERZO.
2) No le exigimos formalmente a PDVSA, entre otros, que nos incremente la pensión de jubilación según determinadas condiciones y que nos permita depositar un porcentaje de la pensión en la Caja de Ahorros, recibiendo una contraprestación similar por eso.
Al respecto, le comento que en fecha 10 de julio de 2008, el Juzgado Primero Superior del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, Asunto Nº AP21-R-2008-000705, Caso Grace Macareño de Alvizua vs. PDVSA Gas, S.A., en el penúltimo párrafo de la motiva de la sentencia indicó: “……Dicho beneficio de jubilación es vitalicio y tendrá derecho a ser aumentada la pensión de jubilación en forma proporcional desde esta misma fecha, según los aumentos proporcionales que se hagan para los trabajadores activos de acuerdo a la calificación del escalafón del grupo 29 al cual pertenecía la demandante.”. Esto puede ser tomado como el punto de inicio para conversaciones formales.
Saludos,
LGON

R. V. MANDINI -

MANUEL, EN REFERENCIA A TU COMENTARIO DEL 16-6,ARRIBA: EL NUESTRO ES "PROPIO PECUNIO". "PECULIO" ES EL AMASADO POR LOS CORRUPTOS... LOS DE ANTES (¡Y QUE NO SE NOS OLVIDEN!)Y NI HABLAR DE LOS DE AHORA... SI BIEN ES COMPRENSIBLEMENTE FACIL QUE EL DEDO SE HAYA SALTADO SOLO DE LA "L" A LA "N", NI EN BROMA PUEDES DEJAR QUE ESE MISMO DEDO CONVIERTA A LOS PETROLEROS (¡SI, AQUELLOS... LOS NUESTROS!)EN POLITICOS CUALQUIERA... SALUDOS

Pascual -

Endoso absolutamente sus comentarios. El objetivo actual es destruir todo lo que encontraron, con mas saña si servia. La idea es no dejar nada en pie, hasta nuestra historia ha sido vilmente tergiversada, el descaro es tal que sin pudor tuercen hasta declaraciones y posturas frescas, esas de reciente data que la poblacion aun tiene en su memoria, asi que podemos esperar de cosas que han tenido algun tiempo en reposo?

Jeanneth Villanueva -

Es lamentable que aùn tengamos venezolanos que crean todo lo que dice ese señor. La petrolera sin color, pero con mucha dedicaciòn, responsabilidad, excelencia, calidad y grandiosa en capital humano e intelectual, debe regresar para limpiar muchos, miles, millones de nombres de los seres que lo ùnico que hicieron fue dedicar su vida en cuerpo y alma, el tiempo que tuvieron y que no tuvieron, para poner muy en alto a la naciòn venezolano y a la industria de los venezolanos.
Lo de los jubilados es una situaciòn lastimosa, ya que son personas de edad avanzada, que deberìan gozar su vejez en la tranquilidad de su casa y por el contrario pierden parte de la vida que les queda, mendigando atenciòn mèdica en las clìnicas de PDVSA y a los que ya ni siquiera quieren darles un aporte para la celebraciòn de una navidad o cualquier otro dìa importante. Felicito en este punto a la sra. Ofelia Torres de los jubilados de Caripito, quien se mantiene en pie de lucha en la defensa de los derechos de parte de nuestros viejitos.

Manuel Bermudez Romero -

Hola Beatriz. Es verdad que luce como un proyecto y es inconcebible que haya sido así. Es decir, que se lo haya propuesto como una meta destructiva con el fin de obtener control.

Por ello tendrá que recibir castigo, puesto que no ha sido un acontecimiento fortuito.

Saludos para ti y para Antonio.

Manuel Bermudez Romero -


Cecilia, cómo será que ni siquiera los ejecutivos con sus indiscutibles buenos salarios lograron enriquecer por vía de inversiones legales hechas con dineros de su peculio, contimás un obrero, trabajador, técnico o profesional universitario. Saludos

Manuel Bermudez Romero -

Ciertamente Marisol. Y para cada una de las afirmaciones se puede encontrar demostración. Saludos.

Beatriz Suárez de Matos -

Chávez,en su plan preconcebido con PDVSA no tuvo planteado nunca continuar con eminentes profesionales,con hombres probos,responsables,con basta experiencia, con gran sentido de la ética y la moral porque no eran fáciles doblegarlos ni manipularlos...como tristemente es el panorama hoy en día...Cada vez la calidad de vida del activo y del jubilado de la industria petrolera es peor! Esto no fue casualidad...Obedeció a un proyecto maquiavélico:desestructurar, despersonalizar y convertir en cosa a quienes sirvieron y le dieron los mejores frutos a nuestra empresa petrolera.Tú fuiste uno de ellos! De allí que esté,totalmente, de acuerdo,contigo, Manuel.Saludos, Beatriz y Antonio

Cecilia -

Totalmente de acuerdo contigo, hoy veo con tristeza como los jubilados petroleros casi tienen que mendigar la atención en los pocos centros de salud que les atienden. Trabajadores que entregaron sus vidas para hacer de la industria una de las mejores del mundo y que vivieron con cierta holgura, que nunca se enriquecieron y que desarrollaron jornadas que sobrepasaron las 8 horas de ley en cumplimiento de sus responsabilidades profesionales.

Marisol Castillo -

Todo dicho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres