Facebook Twitter Google +1     Admin

El lago de Maracaibo es una cloaca

20100717170933-lagoaereo.jpg

Si Venezuela fuera un país serio donde hubiese conciencia, ningún medio de comunicación prestaría dedicada atención al derrame petrolero que ha afectado recientemente el lago de Maracaibo, sino que se habría propuesto desde hace mucho tiempo reportajes profundos que aporten soluciones de fondo para salvar el estuario zuliano.

Contaminación de larga data

Desde hace por lo menos setenta años, cuando comenzó la urbanización de Maracaibo, el lago está siendo contaminado porque fue tomado como depósito de aguas negras, basura de todo tipo, plaguicidas, pesticidas, leche líquida envejecida o excedentaria, sangre vacuna y de diversos residuos industriales, y quien haya recorrido sus aguas en el espacio comprendido entre Lagunillas y la barra que da acceso al Golfo de Venezuela, seguramente considera que la pesca artesanal debe prohibirse mientras sus aguas estén contaminadas, y en el pasado debieron buscarse opciones de trabajo para ofrecerlas como alternativa de vida a los pescadores.

Por muy grande que haya sido el derrame, suministrar información reiterativa sobre éste resulta una serie divulgativa “calichosa”, pues escapes de pequeñas y medias magnitudes los hay diariamente lago adentro donde nadie ajeno a la operación de PDVSA se da cuenta. Aparte de que la petrolera venezolana original contó con diversos recursos para la prevención, detección, confinación y recuperación del petróleo contenido en esos derrames.

Lago de excretas

Pero además, cuál puede ser el sentido proporcional que se tiene de la noticia y de lo noticiable, si es que resulta que nada más la ciudad de Maracaibo estuvo aportando al lago desde “añales” atrás, descargas diarias y permanentes de millones de litros de aguas negras, residuo orgánico comprobadamente más contaminante que el petróleo, sólo que es invisible.

Dicho de otro modo, allende los tiempos al lago se le han vertido aguas negras durante veinticuatro horas diarias que aparentemente han empezado a ser tratadas desde hace poco. Aquella fue una gigantesca filtración indetenida como la que recientemente ha sufrido el Golfo de México, pero de excrementos y detritus, y su secuela aún debe estar presente y lo estará por mucho más tiempo. 

Sépase que Maracaibo tuvo hasta hace poco colectores de aguas negras a lo largo de la costa en La Ciega, Cotorrera, El Buen Maestro, entre otros puntos. Esos colectores recopilaban las aguas negras, las batían y las lanzaban al cuerpo lacustre como un coctel mortífero que el lago se tragaba íntegro.

Estos ojos vieron -a principios de los años 70 fui en lancha con un grupo de funcionarios del antiguo Instituto Nacional de Obras Sanitarias (INOS)- el chorro abierto de aguas negras rebosantes y hediondas en un borbollón de excrementos licuados que bullían al ras del marullo en el cuello del lago en un sector entre Los Puertos de Altagracia y Lago Mar Beach; aguas servidas o negras que provenían del colector de El Buen Maestro.

Igual ocurría con los otros tres colectores. Las aguas cloacales las incorporaban al lago por tuberías que reposaban en su lecho y nadie veía lo que transportaban y echaban al hermoso paisaje escénico que motivó la musa resplandeciente de Vásquez y de Pérez, de Yepes y Baralt.

 

Buscar la noticia

Por tanto, de más interés que reseñar con exceso un derrame de petróleo y la presunta afectación de la pesca artesanal que ha de estar desde tiempos deprimida por escasez y baja calidad de la fauna acuática, es informar sobre la inconmensurable indolencia de las autoridades gubernamentales del estado Zulia y Venezuela en todos los tiempos del siglo XX, quienes con su inefable indiferencia y absoluta carencia de visión ecológica han permitido la muerte lenta del lago porque han dejado que se le cause un deterioro del que hemos sido responsables casi todos los zulianos nacidos en ese siglo y sin diferencias de color político, clase u origen.

Noticia sería publicar la lista de organismos pertenecientes al Estado, industriales, comerciantes, ganaderos, empresarios y vecinos de las playas que contribuyen cotidianamente con su actividad depredadora -como le deforestación- a la devastación de la cuenca del lago de Maracaibo, y propiciar la corrección preventiva y punitiva de un daño atroz que liquida -de un modo que podría resultar irreversible- la futura vida vegetal, animal y humana de la región.

Mejor noticia sería ver que la Gobernación del Estado y todas las alcaldías zulianas, al margen de sus colores partidistas y por encima de pugnas electorales, se propongan en conjunto la toma de medidas conservacionistas integrales para preservar la cuenca del lago que aún sigue recibiendo aguas negras desde otras poblaciones de su hoya y de Colombia, además de establecer un permanente programa educativo a nivel preescolar, primario y secundario para crear acendrada conciencia ambiental en los niños, adolescentes y jóvenes que constituirán en poco tiempo las próximas generaciones adultas.

Conservación postergada

El objetivo podría comenzar con el propósito que se haga Pequiven de producir plásticos biodegradables, también con la meta conservacionista que se propongan la Cervecería Polar del Lago, Regional, Coca Cola, Pepsi Cola y otras cerveceras y embotelladoras establecidas en la región, de usar envases desechables que con el pasar de los años se auto consuman o se integren armoniosamente al humus  o, de otro modo, propiciar prácticas de reciclaje de sus envases que tanto perjuicio causan a la pulcritud de la naturaleza. Hágase de paso la justa aclaración de que Polar es de las pocas empresas que en la región zuliana trata sus aguas industriales. 

También podría iniciarse la tarea con la creación de rellenos sanitarios y el establecimiento de servicios de aseo urbano que eficientemente cubran toda la geografía regional y permitan que la población, para deshacerse de los desechos que genera, disponga de una salida higiénica sustituta del uso que se hace de las cañadas y ríos como vertederos de desperdicios que luego son arrastrados hasta el lago por las corrientes o crecidas de esos cursos de agua y por las escorrentías, y allí se acumulan convirtiendo las riberas lacustres en la inmundicia que hoy son.

Podría iniciarse este plan con el sentido común de prohibir de modo terminante la pesca en la región central y norte del lago como medida preventiva de salud pública, pues no es necesario realizar nuevos estudios para determinar que los peces del lago tienen que estar contaminados porque el de Maracaibo continúa siendo un espléndido mar interior de acumulada porquería diversa como la escherichia coli. Básicos análisis bacteriológicos de sus aguas lo han demostrado.

 

Manuel Bermúdez Romero

Sábado, 17 de Julio de 2010 11:10 Manuel Bermúdez Romero #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: Pascual

Ah Don Manuel, lo que usted dice es un problema generalizado en toda Venezuela, recuerda usted la epoca enb que el lago de Valencia fue noticia?, hoy se habla casi a diario de la contaminacion de la Mariposa, pero es que por alli tambien estan Taguaguay, Macagua, casi todas las playas, la mineria que destruye no solo la flora, sino que contamina con mercurio, las lagunas de Sidor, las lagunas de El Callao cargadas de veneno en fin, aqui Don Manuel no hay hueso sano, la indolencia ha sido la norma. Nuestro pais lamentablemente con frecuencia siempre llega tarde a todas las invitaciones que tienen que ver con una mejor calidad de vida, nuestros gobernantes son expertos manipuladores y la poblacion en general sufre de indiferencia, no son nada mas las empresas, que sin dudatienen una gran responsabilidad, es tambien la poblacion que acompaña y no parece importarle.
Lamentablemente estamos atrasados, ojala pudieramos hacer algo que despierte nuestra conciencia.
Quizas una capaña educativa general debidamente con medidas punitivas a todos los nivels podria ser una ayuda.
Saludos.

Fecha: 17/07/2010 13:44.


gravatar.comAutor: Juan Denis Hernandez M.

Saludos...!! pregunta: ¿Hay todavia alguna posibilidad real de salvar el Lago de Maracaibo y el Puente? Gracias...!!

Fecha: 17/07/2010 21:31.


gravatar.comAutor: Olga Guédez

Lamentablemente soluciones como la planta de tratamiento de aguas negras de la ciudad de Maracaibo no se completó con la reutilización del efluente como aguas de riego para un gran proyecto agrícola, aún sin realizar. Esto trae como consecuencia una inmensa cantidad de nutrientes de nitrógeno y fósforo, por cuanto las aguas negras tratadas se transforman en ellos y así fué cuando comenzó la problemática de la Lemna, por estar tan bien alimentada.La contaminación se mide en población equivalente y nunca las aguas residuales derivadas de hidrocarburos serán menos letales al lago que lo que genera la población con sus aguas negras.

Fecha: 17/07/2010 22:59.


gravatar.comAutor: Manuel Bermúdez Romero

Amigo Pascual, es como usted lo describe, y no solamente en Venezuela, sino en otras regiones en el globo, con la diferencia que uno observa que en otros países hay sensibilidad ciudadana y gubernamental por el tema ambiental, mientras que en nuestro país da la impresión de que a nadie le importa. El momento preelectoral que vivimos es bueno para llamar la atención sobre la importancia el tema a los potenciales nuevos asambleistas.

Cordiales saludo.

Fecha: 18/07/2010 08:35.


gravatar.comAutor: Manuel Bermúdez Romero

Juan Denis:

Como tú sabes, la opinión que te voy a dar no es la de un especialista sobre ninguno de los dos temas: lago y puente General Rafael Urdaneta, mas creo que es evidente que todo lo que se cuida perdura.

Yo tengo todavía una maquinita Olivetti manual que me compró papá en 1970-71 al ingresar a La Universidad del Zulia a estudiar periodismo. Es decir, tiene 40 años. He pensado donarla a un museo. Mi hija Elisa, también periodista, me ha pedido que la conserve para ella.

Bien, todo lo que se cuida perdura. Sobre todo,lo que se cuida y recibe mantenimiento adecuado y oportuno.

El lago debería ser eterno en mi opinión. Eterno geológicamente y el puente, mantenido, podría durar toda la existencia previsible. De hecho, allí mismo en Maracaibo, tenemos en pie iglesias como la de Santa Ana, la que está al lado del Hospital Central o Urquinaona -entiendo que el más viejo hospital del país- La iglesia de Santa Ana creo que data de los años 1600.

Espero haber dejado satisfecha tu pregunta.

Saludos y buen fin de semana.

Fecha: 18/07/2010 08:46.


gravatar.comAutor: Manuel Bermúdez Romero

Señora Olga:

Quedo agradecido por su valiosa opinión de especialista. Contar con comentarios como el suyo contribuye al conocimiento de un tema tan descuidado por nosotros.

Por lo tanto, aprovecho para invitarla a que aporte por aquí mismo su conocimiento para provecho del lector. Esta es una bitácora que lo inmediato pueden leer entre 400 y 600 personas, pero que al quedar como una información montada en la red, podría terminar siendo leída decenas de miles de habla hispana a modo de material de consulta.

Cuando usted dice que "nunca las aguas residuales de hidrocaraburos serán menos letales al lago que lo que genera la población con sus aguas negras", estoy entendiendo que el petróleo es más contaminante que las aguas servidas o negras.

Creo que es importante que usted explique por qué es así, puesto que yo tenía información en contrario proveniente de la industria petrolera venezolana.

¡Claro! puedo entender que pudiera ser información interesada, aunque lo dudo, puesto que PDVSA tenía profesionales formados en ecología y conservacionismo.

Por otro lado, es de mucho interés para los zulianos y maracaiberos que también nos haga usted la gracia de abordar brevemente el no uso del efluente para fines agrícolas en la planta de tratamiento de las aguas servidas construida en Maracaibo, y sus consecuencias, como es el caso de la Lemna. Algo de eso he oído decir, pero por boca de legos.

Solamente ese punto puede dar lugar a otro artículo o reportaje.

Van mis saludos cordiales y la reteración de mi agradecimiento por su atención.

Fecha: 18/07/2010 09:11.


gravatar.comAutor: José Gregorio Hernández

Hace unos días hice algunas fotos en El Malecón exactamente cerca del mercado de Las Pulgas y quede asombrado de la cantidad de residuos de petróleo que hay en esa zona. Siempre había visto basura en esas aguas pero nunca petróleo y ahora tan evidente. Cada día el lago se convierte en un cuerpo de agua inerte, muerto y sin vida, y todos estamos de espalda a él. Nos decimos regionalistas pero la verdad eso solo ha quedado en palabras y gaitas. La realidad es otra. Gracias por su articulo.

Fecha: 10/09/2010 13:41.


gravatar.comAutor: Manuel Bermudez Romero

Ciertamente es un regionalismo de pura "boquilla". Mucho alarde y cero acción. Aún hay tiempo de recuperarlo, y las medidas directas de rescate deben simultáneamente incluir la formación de concienca ambiental a través de la educación formal en colegios y liceos.

Fecha: 10/09/2010 14:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris