Blogia
Contextos

Augusto León Cechini

Se acaba de apagar una de las mentes y de las voces más lúcidas de la medicina en Venezuela.  Augusto León falleció el pasado 20 de julio, a la edad de 92 años, después de una brillante y ejemplar vida dedicada al mejoramiento profesional y ético de varias generaciones de médicos venezolanos. Graduado con honores en la Universidad Central de Venezuela en 1944, se especializó en Medicina Interna en la Universidad de Cornell, (Nueva York) en 1948. En 1950 funda la Cátedra de Clínica Médica en La Universidad del Zulia y desde 1954 continúa su carrera docente en la Universidad Central hasta alcanzar el grado de profesor titular y ejercer por largos años la Jefatura del Servicio de Medicina 3 del Hospital Universitario de Caracas. En 1960 funda y dirige el Primer Postgrado de Medicina Interna en el país con la colaboración de los doctores Henrique Benaím Pinto y Otto Lima Gómez. Una característica particular acompañó toda su extraordinaria carrera docente y fue la preocupación constante, infatigable, por la formación ética de los profesionales de la medicina, asunto al cual dedicó sus mayores esfuerzos. Fruto de ello son innumerables publicaciones las cuales culminan con la publicación en 1972  de “Etica en Medicina”, considerado como libro de texto en la mayoría de las universidades de habla hispana. 

 

Esta meritoria carrera docente se complementó con más de 35 años al servicio de la industria petrolera venezolana, culminados en los más altos cargos gerenciales en el área de la Salud Ocupacional, contribuyendo al desarrollo de un modelo de atención médico integral altamente eficiente y digno de emularse en otros ámbitos de la salud pública.

 

Destacó también Augusto León en diversas actividades gremiales y académicas, de las cuales pueden destacarse la presidencia de la Comisión Redactora del Código de Etica de la Federación Médica Venezolana (1971-1985) y su participación como representante de la FMV y de la Academia Nacional de Medicina en la redacción de la Ley del Ejercicio de la Medicina (1982). Ingresa como Individuo de Número a la Academia Nacional de Medicina en 1979 y ocupa la presidencia de esta institución en 1988. Durante varios años fue co-redactor de la Enciclopedia de Bioética, publicada por la Universidad de Georgetown (Estados Unidos) y hasta recientemente se mantuvo como asesor del Comité de Ética de la Escuela de Medicina de la UCV.

 

Lamentablemente hay que decir que todavía falta mucho por hacer en nuestras escuelas de medicina por reforzar la formación ética de los médicos, aspecto cada vez más importante a la luz de los constantes adelantos de la ciencia que plantean nuevos retos y dilemas en este campo, agravado en nuestro país por la inminente irrupción en el campo de la atención médica de un numeroso grupo de personas con una formación académica incompleta.

 

Como homenaje a este insigne médico, quien comparte con Luis Razzetti la distinción de ser quienes a lo largo del pasado siglo prestaron la mayor atención y dedicaron sus desvelos al campo de la ética médica, nuestras Escuelas de Medicina Universitarias deberían implantar un vigoroso programa de educación teórica y práctica de la ética médica a lo largo de toda la carrera. Allí quedan las reiteradas y detalladas propuestas que Augusto León dejó planteadas en sus numerosos trabajos sobre el tema.

 

Quienes tuvimos el privilegio de ser sus discípulos y amigos deseamos paz a sus restos y hacemos llegar nuestra simpatía y solidaridad a su viuda, Graciela Montenegro de León.

 

Gustavo Quintini Alizo

Médico Internista

Miembro de la junta directiva de Lagoven (1986-1994)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres