Blogia
Contextos

Armando Segnini

Armando Segnini

La Intercomunal está en mi corazón

 

El artífice de la decisión de construir la avenida Intercomunal Cabimas-Lagunillas fue Carlos Lander Márquez, quien entonces, director de Creole, la considera una obra que debe hacerse para establecer vinculaciones más estrechas entre la compañía y el Zulia.

La afirmación es nada menos que de Armando Segnini, ingeniero residente de la obra y quien precisa que la decisión de ejecutarla no fue inmediata, ya que hubo debate sobre la dirección de su trazado, pues en el parecer del ingeniero Leopoldo Sucre Figarella, ministro de Obras Públicas, considerar trazarla sobre la vía que ya existía va a ser un lío, y propone al Presidente Rómulo Betancourt se le tire por detrás de las poblaciones establecidas a lo largo de esa vieja ruta, denominada carretera nacional.

 

En favor de las comunidades

 

Al final la propuesta que se acoge en directiva fue la que plantea Lander Márquez cuando insiste en que lo que se quiere es precisamente beneficiar a las comunidades ubicadas en los alrededores de la empresa y a lo largo de la vieja vía “lomo de perro” y, de igual modo, a las propias operadoras al construir una avenida cónsona con el crecimiento de la zona donde las petroleras habían operado tantos años. La obra tiene como fin último el objetivo de modernizar la comunicación terrestre existente entre Cabimas y Lagunillas.

Armando Segnini, ex vicepresidente de Lagoven, entrevistado expresamente para conocer detalles sobre su activa participación en la construcción de una avenida que cambió el horizonte urbano de la Costa Oriental del Lago y que además sirve hoy de palpable demostración del aporte de la industria petrolera para desarrollo del país, cuenta que él llegó al cargo de ingeniero residente de la misma como consecuencia del infortunado acontecimiento ocurrido cuando el tanquero Esso Maracaibo, de Creole, derriba una sección del puente sobre el lago.

—La persona que se iba ocupar por Creole de la supervisión de la construcción de la Intercomunal Cabimas-Lagunillas es Francisco “Paco” Quiroba, cuenta Segnini, pero al ocurrir el accidente, deciden que él asuma la responsabilidad de reparar el puente General Rafael Urdaneta y a mí me designan la supervisión de la construcción de la Intercomunal.

Era el año 1964 y Segnini, ingeniero civil graduado en La Universidad del Zulia, era entonces un joven de treintitrés años que poco antes había regresado de los Estados Unidos de hacer un postgrado en la misma especialidad en la Universidad del Estado de Michigan, y se halla en Caracas en el esfuerzo por poner en práctica en beneficio de la empresa sus frescos conocimientos en ingeniería hidráulica y sanitaria, cuando un jueves le dijeron: el próximo lunes tienes que encargarte de la construcción de la Intercomunal. Se trata de un proyecto de ingeniería civil que es concebido por Creole Petroleum Corporation y revisa, corrige y adapta el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

—Yo andaba tomándome un cafecito y silbando por el pasillo de la oficina en Caracas cuando mi jefe me dijo: “Armando estás muy contento no, bueno… el próximo lunes te vas a Tía Juana a ocuparte de esta construcción”, y a mí se me sale la maracuchada de decirle: “Yo soy el hombre que ustedes andan buscando para eso”. No fue por fanfarronería que lo dije, se me sale espontáneamente, “yo nunca he buscado puestos”, advierte al periodista.

Luego cuenta que -y el comentario lo conoce Segnini después de que se le nombra para el cargo- el director Federico Baptista, un hombre a quien describe como muy ponderado, había dicho que para ejecutar la obra debe designarse a un ingeniero zuliano, y sale nombre de Segnini en la directiva y de ese modo la instrucción que recibe de su supervisor, el norteamericano Tom Gemmell.

Desconoce Segnini exactamente cómo surge su nombre ni por qué precisamente él, pero presume que seguramente fue en razón de que saben que además de ser nativo del Zulia tiene en la Costa Oriental del Lago relaciones y contactos que había heredado de su padre Armando Segnini Miliani, quien había sido jefe de la planta de hielo en el viejo pueblo de Lagunillas de Tierra.

 

La mano venezolana

 

Para dar más detalles específicos sobre esta decisión, observa que aunque él llega a la obra en 1964, ésta había sido iniciada en 1962, pero no había avanzado más de tres, cuatro kilómetros hasta Punta Gorda, quizás debido a que los ingenieros norteamericanos que la supervisaban no conocían la cultura e idiosincrasia del venezolano, y es entonces cuando Creole piensa en el ingeniero Quiroba para aligerar el proceso, pero, por el infeliz hecho referido, se le destina al puente sobre el lago, y se aprovecha de una vez renovar a todo el equipo de trabajo nombrándosele a él (a Segnini) como nuevo ingeniero residente de la construcción de la Intercomunal.

—Trabajando conmigo en representación de Creole estuvieron allí los ingenieros José Miguel Parra Villamizar, Guillermo León, Aurelio Guzmán, y el técnico Reinaldo Cheriví, y por la constructora, la empresa EICA, propiedad de los hermanos Guzmán Lander, el enlace natural que tuve fue el ingeniero Francisco “Pancho” Guzmán Lander, además de contar con el apoyo de los colegas  Manuel Guzmán Parés y Manuel Baena.

Destaca Segnini la colaboración adicional que recibe de Carlos Lindorf en la orientación y condensación de presentaciones de diversa extensión que se elaboraban acopladas con los distintos énfasis, tonalidades y tiempos de duración que por exigencia de la junta directiva de Creole debían darse según el carácter de cada público a los que se dirigiesen. Lindorf también interviene en la gestión de comunicaciones grupales y de asuntos públicos con sectores como sindicatos, comerciantes, industriales, concejos municipales, vecindades, colegios de ingenieros… “Carlos fue mi mano derecha en ese sentido” -subraya.

Por lo demás, con la implantación de ese plan de comunicación dirigido a los representantes de los sectores públicos, Segnini le toma la palabra a quien antes desde un nivel supervisorio le había confiado alguna vez que de él se dice que es un tipo ameno, afable, amable, pero nada más, y que entonces debe arriesgar, exponerse más a la comunicación. Y no fue que me aproveché, aclara, pero la experiencia de la Intercomunal me conduce a hacer lo que se me había recomendado. 

—Entre sus satisfacciones profesionales ¿qué lugar ocupa la supervisión de la construcción de la avenida Intercomunal Cabimas-Lagunillas?

La pregunta provoca que Segnini se detenga a pensar y haga una revisión rápida de las que considera las posiciones que más lo llenaron de satisfacción. Observa que no le resulta fácil jerarquizar pues estuvo cuarenta años en la nómina y en muchas posiciones, mas concluye:

—Tuve otros varios cargos importantes, pero desde el punto de vista de las relaciones con el mundo exterior venezolano, esa es para mí la actividad número uno que me correspondió realizar. Sentir que trabajaba con y para las comunidades, identificarme con éstas, saberme conocido en la región, tener todos los días reuniones con los sindicatos u otros sectores me hizo sentir bien. Ese trabajo ocupa un lugar preferente en mi mente y mi corazón, pues me expuso a una realidad diferente, me ayuda a salirme del ámbito de la industria y, en el buen sentido de la palabra,  a “jugar” con esa nueva actividad.

La pregunta antes formulada también dio lugar a que hiciese un paréntesis y contase una anécdota de su relación con el militar e ingeniero civil Rafael Alfonzo Ravard, el primer presidente que tuvo Petróleos de Venezuela. Ocurre que habiendo sido nombrado Segnini presidente del Intevep, desea conocer más detalles sobre la decisión, y después de aceptar el cargo va, al efecto, hasta el despacho del General y le informa francamente que la experiencia que tiene es en la administración de áreas operacionales, pero que sobre tecnología no posee mayor conocimiento, a lo que el Alfonzo Ravard en su tono tajante le responde:

Precisamente por eso es que va para allá, para que influya en ellos y determine qué es lo que quieren o necesitan las áreas de operaciones “y que no se pongan a investigar sobre el comportamiento sexual de las langostas”, y además para que a su vez usted aprenda de ellos.

 

Experiencia irrepetible

 

—Desde el punto de vista de la ingeniería y también en cuanto a la supervisión y conducción del personal, ¿cuál es el aprendizaje que obtuvo de ese trabajo de construcción de la Intercomunal?

—Voy a empezar por el final de la pregunta. Desde el punto de vista de la supervisión ya tengo la experiencia que había adquirido en la construcción de los Talleres Centrales, en La Salina, donde me relaciono con numeroso personal de varias contratistas responsables de ejecutar obras que fueron bastante diversas, de modo que conducir en la Intercomunal la labor de siete ingenieros y cinco técnicos fue más bien fácil. En cambio, en el área técnica de ingeniería civil, la construcción de la avenida sí me da mucho porque yo no tenía experiencia en vías de comunicación -construcción de túneles, puentes, vías férreas, autopistas- y trabajando interiormente en Creole no la había ni la hubiera conseguido, mientras que en el desarrollo del proyecto la obtuve. Ese trabajo me obliga entonces refrescar conocimientos e ir de nuevo al estudio de repaso del libro sobre vías de comunicaciones del autor español de Valles Rodas que ya había conocido durante mis estudios de universitarios.

—¿Cuál fue la tarea más difícil del proyecto?

—La compactación del terreno para darle buen soporte a la avenida. El suelo donde se construyó está a poca distancia del lago, es barroso, de bajo nivel freático, y de tierra arcillosa, por lo que hubo que sacar mucho barro y sustituirlo con material de préstamo que tomábamos de excavaciones que se hicieron en los alrededores y cuya calidad había que probar; también el barro al sacarlo se tenía que depositar en zonas sanitariamente permitidas.

—Siendo una avenida de 28 kilómetros de extensión ¿cómo se logra no interrumpir la actividad general en el trayecto de la vía o interrumpirla mínimamente?

—Se logra por el plan de presentaciones que se hace del proyecto y que comenté antes, y por la relación con los sectores transitoriamente afectados debido a la actividad de construcción y transporte de materiales y personal que había que efectuar. Las presentaciones se hicieron para que comprendieran la importancia de la obra y su beneficio posterior. Lo logramos, igualmente, porque recibimos mucha colaboración de todos esos organismos, asociaciones, concejos, sindicatos, bomberos conscientes del beneficio que van a recibir. Fue esa una labor extenuante, pero muy gratificante. 

El día de la inauguración de la obra, en diciembre de 1965, asisten, entre muchos otros invitados, el Presidente de la República, Raúl Leoni, y el director Guillermo Rodríguez Eraso, quien concurre en representación de Creole.

En el acto el doctor Leoni, en su estilo pausado y afectuoso, conversa brevemente con Segnini, le ofrece parcamente su reconocimiento y le transmite la idea de la satisfacción que debe enorgullecerlo por el beneficio que se le proporciona a la comunidad.

Y es dable comentar que Armando Segnini nunca olvidará el valor de ese aporte, y es uno de sus regocijos íntimos como se evidencia del hecho de que aún a cuarenticinco años de la inauguración de la avenida Intercomunal Cabimas-Lagunillas, él continúa preguntando si se le mantiene como aspira.

 

Manuel Bermúdez Romero

 

 

Leyenda: Arriba en la fotografía, Armando Segnini delante de la planta que se levantó para tratar el asfalto que se aplicó para integrar el pavimento y hacer la capa de rodamiento de la Intercomunal Cabimas-Lagunillas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

Manuel Bermudez Romero -

Ciertamente tiene usted razón, amigo Clemente.

Aprovecho para comentarle que yo soy Manuel Bermúdez Romero, hermano de Armando. Yo fui empleado de Lagoven, aunque no de Creole.

Cordiales saludos.

Clemente Pereda Berrios -

Apreciado amigo Sr. Armando Bermúdez Romero. Le agradezco la iniciativa al relatar la participacion del Ing. Armando Segnini, quien ha tenido una actuacion muy meritoria, en particular en el tema de la intercomunal. Segnini es un amigo y compañero de trabajo de la Creole, reconozco muy especialmente sus méritos.

Manuel Bermudez Romero -

Señor Manuel Arandia:

Su comentario será transmitido al señor A. Segnini.

Atentamente.

Manuel Bermúdez Romero

Manuel Arandia -

Saludos al pariente Don Armando Segnini al cual tengo el grato placer de conocer por relaciones de su familia con parientes personales y a través de su hija Carola con la cual trabajé, destacando venir de un hogar muy bien formado, con grandes valores y jamás hacer valer su condición de hija de tan alto ejecutivo. Dios bendiga a la flia. Segnini y espero ver de regreso a Carola, hoy lejos de la oatria por razones de tener el peor gobierno el cual no acepta la sana discusión

Manuel Bermudez Romero -

Los beneficios aportados por la avenida intercomunal eran, son y seguirán siendo evidentes. Probablemente el más importante es el que señalas: la consolidación de la región. Domingo Alberto Rangel pronosticó la creación de una megalópolis Maracaibo-Cabimas por la vinculación que establece el puente sobre el lago al unir las dos costas lacustres.

Recuerdo el lamentable accidente que sufrió el señor José Barrientos porque casi lo presencié. Salía caminado por la principal de Tamare -iba a mitad de la avenida- cuando ocurrió.

Cordiales saludos Pastor, extendidos a Albita, tus hijos y Rafael Méndez si lo ves por estos días. Feliz Navidad para todos.

Pastor Salazar Rondon -

Manuel un abrazo caluroso y afectivo en mi nombre y en el de Alba mi esposa. La carretera vieja sobre la que se construyo la Intercomunal la recuerdo mucho por varias razones: en primer lugar iba de Tamare a Cabimas en autubus al Liceo Chavez, segundo fue en esa carretera antes de llegar al Prado que mi Papa tuvo un accidente y tambien recuerdo el arrollamiento del Sr. Jose Barrientos.Considero que esta obra fue una actividad de Respoansabilidad Social Empresarial de la Creole para la comunidad y que trajo consigo la consolidacion de la region comprendida entre Cabimas y Lagunillas. Muy gratos recuerdos. Saludos fraternos. Pastor.

Manuel Bermudez Romero -

Hola Guillermo:

El señor Chávez que mencionas, no aprende ni aprenderá. Tenemos que proponernos sacarlo con los votos de la mayoría. Por lo demás no hay modelo bueno que le sirva, sino fíjate en quienes son sus amigos.


Saludos.

Manuel Bermudez Romero -

Sí, tu mamá me lo comentó en otra oportunidad. Fue exactamente así: en esa zona era una extensión de la intercomunal que fue hecha directamente por el gobierno y la llevó hasta el inicio de Los Cocos, en la salida de Cabimas rumbo a Maracaibo.

En esa casa que recuerdas había otras cosas interesantes, árboles fructíferos que fueron sembrados por el anterior dueño, Joe Morton. Y otros detalles de ultratumba que tu mamá te podría referir para nutrir esa biografía en la que piensas.

Saludos.

Stanley Bermudez -

Hola Tio,

Recuerdo cuando tendria yo 4 o cinco anos que viviamos en la casa que quedaba en la intercomunal en Cabimas y nos tuvimos que mudar a una casa en campo "La Cupulas" hasta que terminaran la intercomunal o quizas una ampliacion de esta. Recuerdo que mi papa mando a quitar la cerca de concreto y hierro y mando a hacer un muro de ladrillos rojos. Tambien recuerdo que tumbaron todos los Chaguaramos del frente de la casa. Lo mas curioso de esto es que la cerca vieja se la llevo nuestro antiguo jardinero al cual le faltaba un ojo, y la puso en su casa. Si llego a escribir una biografia de mi vida la pienso llamar "La Casa con dos Cercas"

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

guillermo -

Armando Segnini, mi tio-avuelo que siempre nos llama aca en brasil para saber como estamos!! Chaves devia mirarlo y sacar ni q sea 1% de su carater y dedicacion a venezuela para enpezar a hacer algo por el País!! Manuel gracias por mas una homenagen a el!! saludos desde Brasil!!

Manuel Bermudez Romero -

Hola Francisco, esa inserción que hiciste trayendo el recuerdo de que tu hermana Nilda, Madrina del Club Campo Rojo formó parte del grupo de anfitriones y fue quien sostuvo la bandeja donde resposaban las tijeras para el corte de la cinta, conforma la ventaja de este periodismo de redes sociales que se logra a través de la red. Es la ventaja de que los actores de los hechos participen y hagan aportes ciertos a la historia.

Son detalles humanos que enriquecen estas vivencias. Imagino que era la Madrina Deportiva del club. Muéstrale a tus familiares esta entrevista. Especialmente a tus padres si tienes la fortuna de tenerlos vivos.

Un abrazo.

Manuel Bermudez Romero -

Respondo a Luis Villasmil:

Luis, el trayecto de construyó Creole es el que va dede Las Cinco Bocas, en Cabimas, hasta el inicio Tasajeras.

Posteriormente, imagino que estimulado por el aporte de Creole, el estado constuyó las extensiones que van de Las Cinco Bocas a Los Cocos, en Cabimas, y desde Tasajeras hasta Mene Grande. Hacia 1977-78 Lagoven construyó la isla elevada y el alumbrado a lo largo del trecho inicial.

Esa vía va hoy, juntando todos sus trechos con sus diversas anchuras y características, va desde Punta Iguana, a la salida del puente sobre el lago, hasta Agua Viva, en Trujillo.

En efecto, antes escribí un suelto sobre Segnini titulado "Retrato de un hombre bueno". Uno de los hipertextos que figura en esta entrevista, enlaza con ese brevísima semblanza.

Saludos.

Manuel Bermudez Romero -

Le respondo a Luis Paiva:

Efectivamente Luis, lograr que no hubiese trastornos y ni siquiera incomodidades duraderas en ese trecho que mencionas, debió exigir mucho esfuerzo de coordinación.

Pero no se trata sólo de que no se causaron trastornos, sino que recuerdo que un grupo de comerciantes reconoció a Creole la ejecución de la obra en armonía con el desarrollo de la actividad habitual de la zona. Creo que fue un reconocimiento para la empresa que obviamente lo recibió A. Segnini. Lo vi creo que en Panorama.

Saludos.

Manuel Bermudez Romero -

Sí Raquel, la obra se construyó muy rápido a partir del momento en que incorporan a ese grupo de ingenieros venezolanos nombrados por Segnini.

También debió ayudar la serie de explicaciones que Creole ofreció a los organismos actuantes en la región para que estuvieran al tanto del beneficio del proyecto. De hecho estas dos apreciaciones están contenidas en las declaraciones que ofreció Segnini durante entrevista.

Yo era un muchacho y vivía en esa región cuando se construyó la avenida, y para mí, más que un valor de carácter constructivo o de ingeniería, lo que me hizo sentir la finalización de la obra fue que había futuro. Me dejó la sensación de que había un país pujante.

Saludos.

Francisco Castejón -

Hola Manuel..mi comentario es para decir que recuerdo perfectamente el día de la inauguración de la Intercomunal Cabimas- Lagunillas ya que en mi casa hay una foto del acto de corte de cinta por el presidente Raúl Leoni y en la cual aparece mi hermana (Nilda Castejon) sujetando la bandeja plateada con las tijeras utilizadas en ese acto. Mi hermana, ya fallecida era para ese entonces la Madrina del Club Campo Rojo, por lo cual le dieron ese honor de participar. Por lo demás esa fue una obra que logró darle un gran impulso en todos los sentidos a la costa oriental de Lago...Gracias Manuel por traernos siempre a la memoria esos pasajes y vivencias de aquellas épocas...un abrazo

LUIS VILLASMIL -

Armando Segnini, creo que ya tu habías escrito una semblanza sobre el. Creo que lo denominastes : El Hombre Bueno", lo recuerdo perfectamente muy activo en los quehaceres de la Industria. No sabía que esa obra tan útil de la Intercomunal, la cual sobrepasó el objetivo y los límites iniciales había sido coordinada por él. Prácticamente llega desde el Puente hasta mas allá de Bachaquero ya que se unió con la Carretera Nacional, ampliando esta en consecuencia

Luis Paiva -

La parte mas dificil de la construccion, ademas del convenio de trabajo con los sindicatos debe haber sido el tramo comprendido desde Tamare hasta Tasajeras, por lo complejo de la zona comercial alli instalada y que era el corazon de la actividad en el area de influencia del eje Tia Juana-Ciudad Ojeda-Lagunillas

Raquel -

Buenos días Don Manuel: Qué nostalgia da aquellos tiempos en que la política no tenía nada que ver con lo técnico y el resultado obvio es la culminación de una obra de gran envergadura en corto tiempo 1964-1965. Gracias por referirnos estas interesantes historias que deberíamos de conocer todos. Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres