Blogia
Contextos

Gasolinas, lubricantes y productos

Gasolinas, lubricantes y productos

 Ocho refinerías abastecen Venezuela

 

  • Después de un largo período de crecimiento que se inicia de 1882 y prosigue al inicio del siglo XX, Venezuela mantiene hoy en operación en su territorio ocho refinerías cuya capacidad de procesamiento es de un millón 270 mil barriles de crudo diarios.
  • Este reportaje documental y no evaluativo del funcionamiento del sistema de refinación venezolano actual, ofrece información cronológica sobre la creación de veintidós refinerías que en el transcurso de la historia han surtido el país de derivados del petróleo.

 

La refinación de petróleo se inició en Venezuela en 1882 cuando la empresa criolla Petrolia del Táchira construye un alambique de catorce barriles diarios de capacidad en la hacienda La Alquitrana, sede de esa empresa.

El propósito para la época fue destilar petróleo y producir el querosén[1] con el que se suplía a la fronteriza población de Rubio y a otras comunidades vecinas. Esa compañía mantuvo actividades hasta 1934 en un nivel de producción similar al de inicio, mientras que para el mismo año la actividad productiva de refinación en el territorio nacional había ascendido a los 22 mil 466 barriles diarios.

Ese incremento se debió a que posteriormente, en el año 1900, las compañías Val de Travers Asphalt Company y New York & Bermúdez construyeron una pequeña planta para el tratamiento de asfalto en la isla de Pedernales, ubicada en el delta del Orinoco, estado Amacuro, mientras que en la población de Carrasquero, al noroeste del Zulia, Uvalde Asphalt Paving Corporation, construye una planta al mismo fin.

Aunque estas dos modestas plantas procesadoras de asfalto no representan la tecnología de la refinación que se usaba en la época, históricamente se ha considerado que tuvieron la importancia de que tempranamente contribuyeron al procesamiento rudimentario de hidrocarburos en el país.

 

San Lorenzo: refinación comercial

 

Con el descubrimiento del campo Mene Grande en el año de 1914 después de haberse iniciado en 1912 la exploración geológica en firme de la región por parte de General Asphalt Company -empresa norteamericana que descubrió los yacimientos petrolíferos del Campo Costanero del Distrito Bolívar-, Shell a través de su subsidiaria, la compañía Caribbean Petroleum Company², construye en 1917 en la ribereña población de San Lorenzo, Zulia, una refinería que bautiza con el mismo nombre y cuando se le inaugura procesa 2 mil barriles diarios de crudo. La refinería de San Lorenzo, hoy inexistente, llegó a tener una capacidad de producción de 38 mil barriles diarios.

A partir de esa fecha, más precisamente entre 1917 y 1939, algunos de los consorcios petroleros que se habían establecido en Venezuela comienzan a construir pequeñas refinerías concebidas para satisfacer, primero y en la mayoría de los casos, las necesidades de combustible de sus operaciones y, luego, para cubrir en buena medida el creciente consumo público nacional.

Esas necesidades impulsaron entre 1925 y 1939 la construcción de las refinerías de La Salina, de Lago Petroleum Company; La Arriaga, de West India Oil Company; Cabimas, de Venezuelan Gulf Oil Company, y en Casigua, El Calvario y La Rivera³, Colón Development Company construye tres pequeñas refinerías que identifica con los nombres de esos poblados. Las tres últimas instalaciones nombradas estaban ubicadas en el antiguo distrito Colón del estado Zulia.

A las mismas se agregó en 1938 la construcción por parte de la Standard Oil Company de Venezuela, de la refinería de Caripito, en el estado Monagas, cuya capacidad inicial fue 26 mil barriles diarios, y finalmente de 70 mil. En 1939 la Mene Grande Oil Company construye en el campo Oficina, en Anzoátegui, una pequeña refinería de 900 barriles diarios de capacidad.

 

Las grandes Amuay y Cardón

 

En 1947 Shell inicia en Punta Cardón, al sur de Punto Fijo, en la península de Paraguaná, operaciones en la refinería Cardón cuya capacidad inicial era de 30 mil barriles diarios y se fue ampliando hasta llegar en 1974 a 369 mil barriles.

La compañía Texas Petroleum empieza en el mismo año en el hoy estado Amacuro las operaciones de la refinería Tucupita, cuya capacidad es de 10 mil barrilles diarios. Posteriormente Venezuelan Gulf Refining Corporation arranca en 1950 una refinería con capacidad de 30 mil barriles diarios establecida en Puerto La Cruz, Anzoátegui, la que con ampliaciones subsecuentes llega a procesar 150 mil barriles diarios en 1974.

En el mismo estado y ciudad anteriores y en el mismo año, Sinclair Oil and Refining Company  inaugura la refinería de El Chaure. Ésta tiene ampliaciones posteriores que aumentan su capacidad hasta 40 mil barriles diarios.

Igualmente, Creole Petroleum Corporation termina y pone en funcionamiento en Paraguaná el 3 de enero de 1950 la refinería de Amuay, cuya capacidad de procesamiento es de 60 mil barriles diarios que con el tiempo serán 670 mil barriles y la convirtieron en la mayor del país y una de las más grandes del mundo.

Dos años después, Phillips Petroleum Company inicia operaciones en la refinería de San Roque, en la población de Santa Ana, estado Anzóategui. Su capacidad inicial era 2 mil 100 barriles diarios y se construyó para producir parafina líquida y sólida. Se le amplió luego a 4 mil 500 barriles diarios. Actualmente es de 5 mil 800 barriles y cubre el 80 por ciento de las necesidades que de ese producto tiene el mercado nacional.

En 1956 Richmond, posteriormente Chevron, crea la refinería Bajo Grande que está ubicada en caserío El Bajo, al extremo sur de Maracaibo. Su capacidad de procesamiento es de 15 mil barriles diarios y llegó a alcanzar los 57 mil barriles. Actualmente es operada por PDVSA y procesa 16 mil barriles diarios.

El Instituto Venezolano de Petroquímica (IVP) comienza en 1958 a operar la refinería de Morón, Carabobo, cuya capacidad es de 2 mil 500 barriles diarios. Ésta fue traspasada en 1964 a la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) y se le amplió la capacidad a 25 mil barriles diarios.

Mobil Oil Company inicia en 1960 la operación de la refinería de El Palito, Carabobo, con capacidad de 55 mil barriles diarios que se llevó más tarde a 106 mil barriles. En el presente su capacidad de refinación es de 130 mil barriles diarios.

Cabe observar que en ese año de 1960 el volumen anual de procesamiento de crudos de la refinerías venezolanas llega a 859 mil 195 barriles diarios, monto que alcanza en 1965 un millón 33 mil 859 barriles diarios.

En 1967 Sinclair Oil Corporation arranca en su campo Sinco, en el estado Barinas, la refinería de El Toreño de cinco mil barriles diarios de capacidad de procesamiento.

 

Cambio de patrón

 

En el año de 1977, al poco de producirse la nacionalización de la industria petrolera, PDVSA formula el programa para adelantar el proceso que se denominó Cambio del Patrón de Refinación de sus refinerías de modo que se ajusten a la dieta de crudos con las que desde los campos de producción éstas son alimentadas, y simultáneamente para cumplir con requerimientos dirigidos a la protección del ambiente como lo es la reducción de la producción de residuales de alto contenido azufre.

            Esos cambios en el patrón de refinación que se efectuaron entre 1977 y 1983 y fueron ejecutados por las operadoras Lagoven, Maraven y Corpoven, requirieron una inversión de ocho mil 260 millones de bolívares y permitieron aumentar el procesamiento diario de crudos pesados en 150 mil barriles, la producción de gasolina en 77 mil barriles, y de destilados en 30 mil barriles. La primera refinería que completó el cambio de patrón fue la de El Palito, entonces propiedad de Corpoven.

 

Circuitos de refinación

 

Las ocho refinerías que actualmente operan en Venezuela, ordenadas de mayor a menor por capacidad de procesamiento, son Amuay, Cardón, Puerto La Cruz, El Palito, El Chaure, Bajo Grande, El Toreño y San Roque.

Bajo Grande está integrada al Centro de Refinación Paraguaná (CRP), conformado además por Amuay y Cardón y cuya capacidad total de procesamiento es de 940 mil barriles diarios, lo cual representa el 71 por ciento de la capacidad de refinación de Petróleos de Venezuela.

Del mismo modo, Puerto La Cruz, El Chaure y San Roque conforman un circuito refinador con capacidad de 200 mil barriles diarios procesamiento de crudos, de los cuales se obtienen 73 mil de gasolina y nafta, 12 mil de querosén-jet, 43 mil de gasoil y 73 mil de residual, aparte de insumos y requerimientos para la mezcla de combustibles comercializados en los mercados internos y de exportación.

Por su parte, después de cuatro décadas y media de actividad El Palito ha desarrollado distintos proyectos que le han permitido introducir nuevas tecnologías que la colocan entre los complejos refinadores más modernos del país. Esta refinería provee de hidrocarburos a los estados Apure, Aragua, Barinas, Carabobo, Cojedes, Guárico, Lara, Portuguesa, Yaracuy, e igualmente a la banda oriental de Falcón.

En relación con la refinería El Toreño ha de informarse que esta continúa abasteciendo de gasolinas de bajo octanaje a los estados Barinas y Apure, y las poblaciones del piedemonte andino oriental.

El conjunto de refinerías en operación que ha sido identificado en sus capacidades y funciones, permite el procesamiento y mercadeo de productos y el abastecimiento de del país bajo la marca PDV perteneciente a Petróleos de Venezuela e, igualmente, la refinación y mercadeo de productos en el exterior, los cuales son comercializados mediante diversas asociaciones de negocios establecidas por PDVSA en los Estados Unidos, el Caribe y Europa.

 

Manuel Bermúdez Romero

 

----------------------------------

1. El querosén es un líquido transparente insoluble al agua y de coloración amarillenta. Se le obtiene por destilación del petróleo. Es de densidad intermedia entre la gasolina y el gasóleo, se utiliza como combustible y también como disolvente. Originalmente se le usaba para iluminar.

2. Caribbean Petroleum Company fue subsidiaria de General Asphalt Company, la empresa con sede en Filadelfia que entre 1911 y 1916 exploró y halló los ricos yacimientos petroleros del Zulia. Frente a unas concesiones que le resultaban muy grandes para su capacidad de explorar y producir los recursos obtenidos, General Asphalt Company vende en 1912 a Royal Dutch Shell el 51 por ciento de los intereses de Caribbean Petroleum Company, cuya sede estaba en New Jersey.

3. Cabe aclarar que se escribe “Rivera” porque tanto el nombre del caserío como el de la refinería se originan en un riachuelo o rivera que transcurre cercano. Se comprende así que el nombre no tiene relación con la “ribera” del algún río o del lago de Maracaibo, como a primera vista podría presumirse.

 

FUENTES INFORMATIVAS

El Pozo Ilustrado, edición 1985, Lagoven S.A., filial de Petróleos de Venezuela.

Bermúdez Romero, Manuel. PDVSA en carne propia. Testimonio del derrumbe de la primera empresa venezolana. Lulu. Reborn Publishing, marzo 2008, Bryn Mawr, Estados Unidos.

Amuay 40, edición 1990, Refinería de Amuay, Lagoven S.A., filial de Petróleos de Venezuela.

Refinación, página web de Petróleos de Venezuela, www.pdvsa.com

Corpoven, Wikipedia, www.wikipedia.com

 

 



 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Clemente Pereda Berrios -

Es sumamente interesante este recuento de la refinacion por Manuel Bermudez Romero. Debo comentar que he podido apreciar que Citgo continua operando en EE.UU, aunque cada vez en menor escala. Esta empresa sobrevive y a mi entender, opera refinerias que pueden procesar el crudo pesado de Venezuela, por lo cual podria asumirse que no sera facil venderla a terceros. Por otra parte, Citgo presenta una interesante salida para Venezuela. Como dato curioso, los operadores de las estaciones de servicio Citgo son generalmente hindues, algo que llama la atencion. En los comienzos de la actividad petrolera, en EE.UU se vendio mucho asfalto natural del Lago Bermudez. Este asfalto se exportaba en barriles de madera, muy rusticos, pero el asfalto venezolano se utilizaba bien y economicamente. Otro asunto que requiere solucion es el precio de la gasolina. Actualmente, para llenar el tanque de gasolina de un auto normal,en EE.UU, hay que pagar $40 y en Brasil, nuestro vecino, la gasolina cuesta el equivalente de un Euro por litro. Esto causa, tanto en Brasil como en Colombia, que no se puede controlar el contrabando. Ademas, cuando en Venezuela por alguna razon, importamos gasolina, pagamos el precio internacional y la vendemos a un precio casi irrisorio, pues con un dolar en vez de cuarenta se llena el tanque del automovil. En algun momento habra que resolver este problema del precio, algo bien dificil, por su relacion con la inflacion y el costo general de la vida, un problema economico y politico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Oscar Galindez -

Tenía entendido que la Ref. de El toreño había sido cerrada y desmantelada en la decada del 80.
Entre otras cosas, es esta Ref. se agregaba el TEL manualmete, constituyendo un riesgo de envenenamiento para los operarios. Creo que eso y su relacion económica motivaron su cierre.
No sabía que la habian abierto nuevamente.

LUIS VILLASMIL -

Buena reseña histórica sobre las refinerías. Se añadieron posteriormente las de CITGO, CHAMPLIN, VEBA OIL, RUHR OIL y otras con la internalización. Ahora empezamos a ir hacia atrás, perdiendo capacidad de refinación por todos lados
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres