Blogia
Contextos

PDVSA desampara sus jubilados

PDVSA desampara sus jubilados

La complicidad por parte de Eudomario Carruyo en la estafa que se ha hecho al Fondo de Pensiones de los Jubilados de PDVSA, se torna patente con la propuesta que él formuló para que con la ganancia obtenida por el Fondo en 2010, se reponga el dinero que sustrajo Francisco Illarramendi.

Es una desfachatez lo que propone. Es como que nos asalte un ladrón, y el policía a quien se le pone la denuncia nos responda que repongamos lo robado comprándolo de nuevo. Se sospecharía con razón que ladrón y policía están combinados, y que se asume que lo que se estafó al Fondo se perdió sin remedio.

La propuesta es evidencia del desamparo judicial en el que se encuentra la ciudadanía, puesto que Carruyo no procede individualmente, sino con el aval de Rafael Ramírez, presidente de PDVSA.

Se concluye que PDVSA decidió no hacerse responsable del desfalco y no restituirá el monto sustraído, sino que deben hacerlo quienes fueron estafados. Es una paradoja más, igual que la decisión de regalar petróleo a Cuba, pero mantener congeladas las pensiones de los jubilados petroleros.

De este modo Ramírez y Carruyo, responsables principales de que el Fondo de Pensiones haya sido estafado, se lavan las manos por segunda vez.

Mientras tanto, Petróleos de Venezuela, como si fuese brazo de las Fuerzas Armadas Nacionales, está en pie de lucha en contra del supuesto ataque del imperio a nuestra soberanía a propósito de la sanción que le impuso los Estados Unidos en razón de que la empresa ha vendido productos a Irán que permiten el desarrollo de la energía nuclear.

Así, sin mucho ruido, casi 24 mil jubilados petroleros quedan en el abandono y pasarán al olvido.

Es un atropello inconcebible, pero apenas reflejo de la catástrofe que se aproxima, puesto que la soberanía venezolana la socavan funcionarios que, como Ramírez, no logran evitar que permanentemente a PDVSA se paralicen las refinerías, le descienda la producción de crudo, no explote el gas que posee y promete producir, arruine a CITGO, y propicie el empleo de una multitud de reposeros deambulantes por sus sedes convertidas en antros de desorden y suciedad.

En la catástrofe nacional en marcha, los jubilados petroleros están entre las primeras víctimas directas.

 

Manuel Bermúdez Romero

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Manuel Bermúdez Romero -

Estimado amigo Pascual, es así exactamente. El propio Presidente Chávez lo ha repetido varias veces.

Apátrida es él y sus acólitos, que endeudan a PDVSA y al país con un imperio verdadero, el chino, y han entregado la Faja del Orinoco a empresas y países sin experiencia petrolera.

Aparte de que venden el petróleo a precio de gallina flaca a Cuba y otros países del Cuenca del Caribe.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pascual -

Saludos don Manuel.
Lo que ocurre es que seguramente los jubilados petroleros somos parte de la burguesia apatrida, enemigos del pueblo hoy redimido a traves del lider, jefe, comandante y maximo conductor e interprete de la necesidades del pueblo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres