Blogia
Contextos

Reduzca la acidez nocturna

 

La mayoría de las personas que padece acidez durante el sueño ha oído decir que ese malestar se evita cenando bastante antes de irse a la cama.

Es por la conclusión anterior que los médicos gastroenterólogos recomiendan cerrar la cocina entre tres y cuatro horas antes de irse a dormir, a las personas que sufren de acidez.

Pero… ¿provoca realmente esa práctica una diferencia?

Aunque la que se ha recordado es una antigua recomendación, apenas por estos días ha sido objeto de estudio, y de acuerdo con los investigadores el veredicto establece que es un buen consejo que debe acatarse.

En un estudio publicado en la Revista Americana de la Gastroenterología, un grupo de investigadores introdujo preguntas sobre esa norma en un cuestionario que se le hizo a trescientos cincuenta encuestados. Se formularon las preguntas para observar si mediante sus hábitos de alimentación nocturna se podía pronosticar el riesgo de tener reflujo gastroesofágico.

Después de indagar en los encuestados aspectos como el hábito de fumar, índice de masa corporal y otras condiciones que influyen en los niveles de acidez, los investigadores encontraron que comer la cena menos de tres horas antes de irse a la cama, incrementa siete veces el riesgo de que la acidez se presente.

En otro estudio conducido en el centro médico Reed Army, en Bethesda, Maryland, Estados Unidos, los investigadores midieron directamente los niveles de acidez en treinta pacientes con reflujo gastroesofágico. Fue durante dos noches distanciadas una de la otra. En la primera de esas noches los pacientes cenaron dos horas antes de irse a la cama, y en la segunda seis horas antes.

El resultado fue que la noche de la cena hecha dos horas antes de irse a acostar, los investigadores encontraron que hubo significativo incremento del reflujo o acidez en los pacientes. Ese dato les permitió confirmar que quienes sufren la enfermedad deben hacer la cena aproximadamente  tres a cuatro horas antes de acostarse, que es el tiempo que se toma el estómago para digerir la comida.

Es oportuno recordar que el reflujo gastroesofágico crónico se exacerba en la posición acostado porque los ácidos del estómago pasan al esófago debido a que la poca gravedad no ayuda a mantenerlos en su lugar, y el desplazamiento de los ácidos es más frecuente o probable si se va a la cama poco después de cenar.

La conclusión que se obtuvo -se reitera- sugiere acostarse a dormir tres o cuatro horas después de cenar para reducir el riesgo de tener acidez mientras se duerme.

 

CRÉDITO

Escrito por Anahad O’ Connor en el suplemento semanal de salud de The New York Times, este artículo se tradujo al español y reelaboró.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Manuel Bermúdez Romero -

Marcelino, gracias por tu comentario. Confirma el contenido del artículo de Anahad O' Connor. Cordial saludo y a la orden.

Manuel Bermúdez Romero -

Sí, imagino Luis que cada persona toma medidas según las señales que le ofrece su organismo. Una bebida que sé que a mí me provoca acidez inmediatamente, es el vino. Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marcelino Bello O. -

Creo que lo mejor es tener una cena muy ligera a mas tardar a las 7 pm, de lo contrario los ronquidos y acidez siempre estaran presentes. Gracias Manuel por estar atento a buenas recomendaciones, Recibe un cordial saludo.

luis moreno gomez -

MI EXPERIENCIA ES QUE EL ESTOMAGO LIGERAMENTE ABASTECIDO POR LO MENOS DOS HORAS ANTES DE DORMIR EVITA TODO TIPO DE CONTRATIEMPOS GASTRICOS O DE OTRO ORDEN. EL CONSUMO DE CARNES, ACOMPAÑADO DE PICANTES Y DE LICORES, ES FATAL. CLARO QUE TODA REGLA TIENE EXCEPCIONES. SI NO QUE LO DIGAN ESOS GRANDES COMELONES DE MEDIANOCHE. PARECIERA QUE LA COSTUMBRE SE HACE LEY Y EN ALGUNOS CASOS MIENTRAS MAS "TRAGAN" MAS RONQUIDOS PRODUCEN...AUNQUE SE AFECTEN LAS VISCERAS NOTABLEMENTE. GRACIAS POR EL ARTICULO, MANUEL.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres