Blogia
Contextos

¡Escojamos al mejor!

¡Escojamos al mejor!

Capriles y Pérez tendrán otra oportunidad

 

No le quedó otra salida a Antonio Ledezma que retirar su candidatura siendo que era uno de los mejores candidatos en la contienda opositora.

Los partidos políticos venezolanos no aprenden, y AD menos que ninguno al decidir unánimemente “jugar a ganador” siguiendo los resultados de las encuestas o las apuestas -como en un hipódromo- en lugar de inclinarse por alguno de los mejores candidatos.

Pablo Pérez, en efecto, pudiera ser el mejor de los jojotos o “el menos malo”, según ha dicho, palabras menos palabras más, Teodoro Petkoff. Mas también es Pérez uno de los menos cultos universal y políticamente hablando, al igual Henrique Capriles Radonski; ideologías políticas aparte, puesto que éstas son evidentes.

Una de las carencias que está más a la vista y al oído en ambos, es que tienen atascado el verbo, no son elocuentes. Les ocurre no sólo por incoherentes y desinformados, sino por inconcebible desconocimiento del castellano hablado. Y no se negará que ello es fundamental en un Presidente de la República.

Hablan en castellano mal estructurado por desconocimiento de su morfología y construyen equivocadamente, aturdiendo el oído del buen hablante venezolano, siendo errores de algún modo similares a los que dice el autócrata Hugo Chávez, pues reflejan deficiente instrucción, descuido personal y menosprecio por nuestro idioma.

Si algún autor castellano se hubiese dedicado a llevar nota de la disparatada verbosidad de Chávez, seguramente podría haber escrito varias páginas de dislates, aparte de sus mentiras infinitas y el “gamelote” que le darían texto para un libro corpulento.

En contrapartida, los dos mejores candidatos entre quienes permanecen son, en orden alfabético, Leopoldo López y María Corina Machado. Ambos poseen talante, confianza en sí mismos y densidad discursiva que conmueve y requiere la Venezuela actual para compenetrarnos con el esfuerzo que tenemos que hacer. Y se observa que el buen hablante sabe expresarse y persuade tanto en el barrio como en la academia.

Esta afirmación no se hace porque al periodista “le da la gana”, sino porque está a ojos vista de quien desee revisar detenidamente el currículum vítae de los candidatos en liza.

Por otra parte y enfatizando sobre el habla, Capriles y Pérez deberían ser escuchados con mucha atención para percibir que la limitación verbal los derrotará ahora o más adelante, excepto que estudien con urgencia e intensivamente el idioma que hablamos en Venezuela.

Es un horrible bache que se verá patético cuando les corresponda debatir con López o Machado, aparte de que a Hugo Chávez o a cualquier otro candidato rojo habrá que enfrentarlo con la palabra sencilla bien dicha, jamás con más disparates o verborrea. Suficiente para nuestro deterioro lingüístico ha sido el descuido idiomático chavecista, erróneamente popular.

 

¡Ni el currículum vítae ni el habla es demostración de nada! -habrá quien lo piense.

 

¿Cómo que no? Basta que comparemos el currículum vítae de Juan Manuel Santos -aún errático en su administración- con el de Hugo Chávez Frías.

Inmensa como el mar Caribe, la gran diferencia la tenemos al lado oeste de nuestro territorio, al observar el camino de prosperidad en el que anda empeñada la Colombia actual, frente a la ruina venezolana. Sin estudio, no hay profundidad ninguna.  

Habrá también quien diga que estas afirmaciones son inconvenientes a la unidad opositora. Pues bien, no hay nada más falso. Todo lo contrario, la autocrítica debería contribuir a que se digan con puntos y comas las verdades para que el elector de cualquier color tenga más claridad al seleccionar al mejor opositor entre quienes persistan en la contienda.

Por lo demás y como otros articulistas han expresado: estaremos apoyando a quien resulte ganador en las elecciones primarias para derrotar la pesadilla roja chavecista.

 

Manuel Bermúdez Romero

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Manuel Bermúdez Romero -

Hola Yaneth, eres libre de objetar lo que yo o cualquier otro opine. Y, además, tienes razón. Al igual que tú, considero que Arria es un excelente candidato, además de valiente, sólo que no le veo oportunidad de ganar. Es la razón por la que no lo nombré.
Cordiales saludos.

Yaneth Sanchez -

Hola Manuel, saludos cariñosos desde tu Tamare de siempre..me parece excelente este artículo. Escrito de forma sencilla y clara pero tengo una objeción y es el hecho de que no hayas tomado en cuanta al Dr.Diego Arria que a mi parecer es el mejor de este grupo de pre candidatos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Manuel Bermudez Romero -

Liguemos por el mejor, porque al final será el voto independiente el que decida, pero sino, habrá pues que votar por quien resulte el candidato opositor. El que gane tendrá el apoyo de todos los restantes.

Pascual -

Saludos Sr. Bermúdez, estoy de acuerdo con su apreciación sobre la manera de expresarse de algunos de los candidatos. En lo personal creo que, tanto el incomprendido E. Fernández, como A. Ledezma eran mejores candidatos que los que van quedando en la contienda. Lamento que nuestro pueblo sigue votando con en el corazón y no con la razón. Pienso que esta vez el turno le tocara no a Machado, quien de paso me gustaría que fuera la presidenta, ni Pérez, la contienda esta entre los otros dos y uno de ellos parece tener algo de magia para cautivar a las masas. Al igual que usted votare por el que resulte candidato,con tal de salir de la pesadilla actual.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres