Blogia
Contextos

Como si nada

Como si nada

El exmagistrado Eladio Aponte ha confirmado casi todo lo denunciado por el presunto narcotraficante Walid Makled y en la lista de supuestos implicados agrega -entre otras prominencias- al presidente y vicepresidente de la República, a Diosdado Cabello y Raúl Baduel, pero en Venezuela no ha pasado nada.

Las declaraciones en respuesta a Aponte de parte de los oficialistas han sido una colección de insultos y la tácita aceptación de que al gobierno chavecista lo carcome la corrupción, la impunidad y el narcotráfico, mientras el país hace la siesta.

En comparación, en los Estados Unidos hay un escándalo porque una prostituta denunció que un agente de seguridad de la presidencia no la retribuyó con el monto de la tarifa acordada por el servicio.

Un asunto si se quiere personal -fue un miembro del grupo de seguridad que llegó de avanzada a Cartagena de Indias- tiene varios días volcado en las páginas de la prensa americana cuando la indagación apenas se inicia y ya se sabe que la seguridad de Barack Obama no corrió riesgo, mientras que en Venezuela autoridades supuestamente complacientes con el narcotráfico se desentienden y, como Diosdado Cabello, se tornan zafias.

En verdad por motivos que son harto conocidos y han sido suficientemente denunciados, no habría que esperar por órdenes de investigación contra los acusados, lo que inquieta es la conformidad general que se extiende suave como una sábana sobre la población de un país que parece más interesado en el resultado del partido sabatino entre Real Madrid y Barcelona.

Al deterioro físico en toda Venezuela se añade la pérdida del ánimo, la discontinuidad, las declaraciones zonzas y la poca garra en los actos, siendo contrastantes con la grosería y ferocidad que arremete en la red en contra de la imprudencia o ingenuidad de algunas personas.

Como ocurre en el periodismo con el hallazgo de la noticia, no es sino en la calle donde las luchas sociales prosperan: incorporando a la población, arengando, creando conciencia, y para ello Internet, Facebook, YouTube y Twitter solamente son herramientas de apoyo para concretizar acciones disuasivas de las intenciones de golpe de Estado. Es verdad que no se puede hacer gobierno por Twitter, pero tampoco oposición.

La preocupación por las aguas de consumo contaminadas ya desapareció de la pauta de los medios de comunicación. Si lo permitimos, mañana se diluirán las denuncias del exmagistrado Aponte y estaremos acercándonos más y más a la pesadilla que la dictadura castro-comunista ha significado para los cubanos. Por lo demás, recordemos que Drug Enforcement Administration (DEA) no vendrá a Venezuela a luchar en nuestro nombre.

 

Manuel Bermúdez Romero

El dibujo es de Fotosearch

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

clemente pereda -

En USA, la prensa, radio y TV llenan centimetraje y comentarios sobre lo ocurrido con el Servicio Secreto del Presidente Obama en el Hotel Cartibe de Cartagena. Algunos dicen que los personajes involucrados estaban en tiempo libre y que se trataba de una fiesta personal, otrosd hablan del peligro de un atentado tipo magnicidio si ocurren estos escandalos. En mi opinion, todo esto perjudico mucho a la Cumbre, es en ese sentido muy lamentable.
Ahora bien, se nota mucho amarillismo politico.

Raquel -

Un saludo Don Manuel. Muy triste lo que expone, pero es un hecho que en nuestro país nos acostumbramos a los escándalos que son como una gangrena que está carcomiendo todo lo ético y moral pero no pasa nada, y un escándalo tapa al otro, ya veremos diluirse en el tiempo tan graves denuncias que a la vez son de harto conocimiento público que sólo lo está confirmando un corrupto caído en desgracia, y no se hace presión de nada, porque de este corrompido régimen no podemos esperar investigación alguna porque sería la gran mayoría los que tendrían que pagar, pero de una sociedad pasiva y complaciente eso si es preocupante, nuestro país va de abismo en abismo y todos, como usted sabiamente dice, nos preocupamos más por el resultado del fútbol de un país que ni siquiera es el nuestro. Dios quiera que despertemos, porque lo que hace la diferencia en una sociedad es la presión que podamos hacer sus ciudadanos. Un gran saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pascual -

No sorprende, asi hemos sido siempre, parece que no importan los escandalos, en el pasado ocurrieron cosas por culpa nuestra, por dejar hacer y ahora sucede exactamente lo mismo. Al igual que en Rusia en nuestro pais pasa de todo y no pasa nada". Da miedo pensar que realmente parece que nos estamos acostumbrando.

Pascual -

Saludos Don Manuel: usted lo ha dicho bine, es la indiferencia con que se toman las cosas lo que nos esta destruyendo, parece que a nadie le importa lo que ocurre, todo se toma a chanza, a juego, en cualquier otro pais (no en Rusia, Corea del Norte, o en Siria) civilizado rodarian no solo cabezas, el gobierno todo, pero aqui como en Rusia "Pasa de todo y no pasa nada".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres