Blogia
Contextos

Nado libre

Nado libre

Me inspiro en un suelto periodístico del escritor Héctor Abad Faciolince para contar que en la piscina donde nado también comparto con campeones.

Desconozco sus nombres y no están relacionados conmigo de ningún modo diferente a imprecisas conversas en los vestuarios, pero me percaté un día que me zambullí y al poco de iniciar las brazadas sentí que algo pasaba, pues me costaba resollar.

Al alcanzar un extremo de la piscina me detuve para ver qué ocurría. Y era que había un pez mujer que nadaba en el carril vecino y originaba tanto oleaje que perturbaba mi nado pausado.

Le estaba chequeando el tiempo para una distancia equis y por la identificación en el gorro advertí que la muchacha había estado en alguna Olimpíada en representación de Australia.

No me había dado cuenta. Pueden estar las piletas repletas, pero la natación es un deporte solitario y de bajo impacto, por lo mismo muy apetecido por ejercitantes de todas las edades. Es un ejercicio que permite fortalecer brazos, hombros y abdomen y, así, se alivia la columna vertebral.

Por lo demás, cada sesión de no menos de media hora es un sedante natural. De la alberca se emerge liviano, animado, listo para el hacer y con deseos de orinar. Aunque mi hija Elisa me apabulla diciéndome que el último no es efecto del ejercicio, sino síntoma de vejez.

También, dicho sea, hay ancianos entre los nadadores que concurren al sitio a donde voy, y la mayoría luce feliz y muy activos antes y después de cada sesión, que se recomienda sea diaria.

El bajo impacto, como en el ciclismo recreativo, es la principal razón por la que hombres y mujeres de la tercera edad seleccionan la natación o les viene dada por recomendación médica. El ciclismo de diversión -se precisa- desmadeja, pero no golpea.

Paso a decir que en solitario practiqué ciclismo en Maracaibo por cuenta propia en una de semicarrera, y un fin de semana pedaleaba con afán por Delicias Norte y ¡zuas!, repentinamente me superó veloz un alegre pelotón y alguien con la mordaz ocurrencia del maracaibero, me gritó:

 

¡Pegátele al viejo!

 

En efecto, rezagado en la cola del torrente pedalista iba un hombre mayor y me le pegué atrás. Caí en la celada ¡Eché el alma y no le pude dar alcance! Así mismo puede pasar en las piscinas. Es solamente cuestión de entrenamiento.

Abandoné el ciclismo en Maracaibo porque me di cuenta de que podía terminar con mis huesos debajo de las ruedas de un carro.

El recuento vale para asentar, como otra ventaja, que en la natación la seguridad depende más de uno mismo que de otros. Sobran adicionales explicaciones sobre el punto.

Añado sobre precios que la natación puede ser más barata aunque sean imprescindibles el gorro, los tapones para los oídos, los lentes y, obvio, el traje de baño. Asunto de higiene, protección y pudor.

Si está interesado, el referido elogio a la natación de Abad Faciolince puede hallarlo pulsando aquí. Se sabe que es una buena pluma y pudiera disfrutar su lectura.

 

Manuel Bermúdez Romero

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Manuel Bermudez Romero -

Miguel Colina cuenta su experiencia con la natación.

Yo he sido un fanático de la natación. Comencé a entrenar como a los 12 años, y antes de terminar bachillerato había asistido a dos campeonatos nacionales en Colombia.

El rigor de los estudios universitarios me obligó a abandonarla antes de tener lso 20 años. sin embargo, a través de los años he tenido mis épocas de entrenamiento con mucha disciplina. Por allá en los 70 estuve también en los juegos industriales de Cali.
Una vez en Venezuela fui miembro del equipo de natación de Lagoven, y participé en numerosos eventos, pero en especial en varios campeonatos de la Fundacion Triple Corona Máster. Hasta el año pasado competí en Caracas. Aquí no veo donde hay campeonatos en mi área, pero si entreno diariamente. Actualmente estoy nadando 1.800 metros diariamente, con descanso de uno o dos dias a la semnaa.
Para mí , no hay nada mejor que la natación... Si quieres una impresión vibrante, solo tienes que alistarte en el mojón de salida en la pileta esperando el disparo... y lo gratificante, es oír tu nombre para ir al podio de premiación a recibir tu medalla.
Con 70 años encima, me mantengo en óptimas condiiciones físicas, gracias a Dios y a la piscina. Apoyo mi alimentación con jugo de naranja con zanahoria, para la vitamina C y A , y el betacaroteno.
Saludos fraternales, Miguel.
Hammond, Louisiana, Tel. 985 277 9108

Manuel Bermudez Romero -

Si se practican todos esos deportes, aún mejor amigo Clemente. La natación es muy completa,también el ciclismo. El último sin embargo exige dedicación y tiempo para el mantenimiento de la bicicleta. Saludos

clemente Pereda Berrios -

Los deportes son fundamentales en la tercera edad, experiencia propia, pues cultivo la natacion y el tenis, algo tambien de golf y ciclismo, me ayuda mucho ahora que voy a cumplir 82, me siento bien y le recomiendo a mis amigos que se mantengan lo mas activos posible. Ademas, la natacion es un deporte que tiene un aspecto imprtante, es la salvacion en caso de un naufragio. Los casos de esto son incontables. Ahi seguimos, haciendo lo posible por mantenernos lo mas jovenes que se pueda......

Manuel Bermúdez Romero -

Aclaro: en una piscina no se puede hablar con uno mismo porque te puedes ahogar. Saludos.

Manuel Bermudez Romero -

Amigo Pascual, también caminar es excelente ejercicio. Debe hacerse por 45 minutos a una hora. Cuando no puedo ir a la piscina, camino.

En la crónica sobre la piscina olvidé contar eso. Una forma de abatir el fastidio en una pileta, es dejar que nuestras ideas vengan al vuelo. No se puede hablar con uno mismo, pero el pensamiento suele desbordarse. Me ha ocurrido que salgo dispuesto a llevar adelante asuntos que he pensado nadando.

Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pascual -

Maginifico ejercicio sin duda. En mi caso me encanta caminar, deja mi mente volar, hasta hablo en voz alta conmigo mismo y al final, el relax y un baño reparador.

Manuel Bermúdez Romero -

ELSA

Sí Elsa, no desconozco las desventajas de Caracas. Para empezar son muy pocas las piscinas públicas y luego la inexistencia de piletas techadas en los clubes privados.

En Maracaibo, por ejemplo, la realidad es otra: hay más piscinas y clima puede ser -para la natación- más benigno temprano por la mañana y al atardecer. Imagino que igual puede ocurrir en otras capitales. En Caracas por la baja temperatura en los dos periodos mencionados, hay más riesgo de refriarse.

FRANCISCO

Aunque nunca lo he practicado, entiendo que el tenis es un magnífico deporte. Es de alto impacto, de modo que debes jugarlo bien protegido y con precaución.

TIRSO

Muchas gracias por toda la información que incorporas sobre en la dirección que añadiste.

La crónica la escribí con oculto ánimo propiciador del ejercicio. Un poco para que el lector disfrute el texto y proceda espontáneamente al cultivo del físico y la salud. Gracias por tu apoyo.

Tirso Garrido -

Hola Manuel, me alegra que estés bien y haciendo ejercicios. Definitivamente, eso es una de las mejores medicinas para el cuerpo y mente. a fin de obtener el mejor provecho de esa disciplina deportiva, es conveniente preparar un plan de entrenamiento y medir su rendimiento (http://www.i-natacion.com/articulos/entrenamiento/aerobico.html). Un gran abrazo.

Francisco Castejón -

Hola Manuel..celebro que estéis haciendo deporte (natación). A nuestra edad es importantísimo no caer en el sedentarismo ya que eso nos llevaría a reducir nuestras expectativas de vida. Por mi parte yo todavía practico el tenis de campo y así será hasta que mis piernas digan lo contrario. Con respecto al chasco que te llevaste con el "viejo" del ciclismo, eso suele suceder y así le puede pasar a muchos jóvenes cuando te quieran retar en una pileta jejeje. un abrazo

Elsa -

Hola Manuel,
Me alegra que disfrutes tus momentos de natación. A mi me lo han recomendado mis médicos para mis dolores,pero ya tu sabes los inconvenientes que existen aquí en Caracas para practicarla. Además de mis alergias. Cada vez que he tratado de hacerlo, termino con un gripón. Quizás si hubiese una piscina bajo techo, fuese diferente. Aprovecha el ejercicio. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres