Blogia
Contextos

El fracaso del Moncada

El fracaso del Moncada

La embaucadora revolución chavecista para bañarse de supuesto heroísmo y a falta de épica vernácula, recurre a la conmemoración cubana del 26 de julio, fecha del fracasado Asalto al Cuartel Moncada, acontecido en 1953.

Para empezar se asienta lo que es obvio,  intentar celebrar entre nosotros esa extraña efeméride es tan absurdo como que cualquier gobierno venezolano tratase de imponernos como fiesta propia el 4 de julio de la independencia norteamericana, celebrada por los estadounidenses.

Pero vayamos al Moncada.

Dicho asalto exaltado hasta el paroxismo -con himno incluido- por la bien orquestada propaganda castrista, fue un fracaso que vivió un grupo de muy jóvenes luchadores en contra de la dictadura de Fulgencio Batista y quienes -con Fidel Castro a mitad del grupo que avanzaba- se lo propuso en Santiago de Cuba. Pero del fracaso de esa escaramuza insurgente, la propaganda del régimen hizo una gloriosa batalla.

El resultado concreto de esa operación que marcó el inicio cojitranco de la lucha guerrillera cubana como capítulo previo al casi abortado desembarco del Granma, fue que el efecto sorpresa no se logró debido a errores que se cometieron y Fidel Castro ordenó la retirada para evitar una derrota desmoralizante. El cuartel no se pudo tomar ni liberar a los presos, que fue el propósito que se habían planteado.

Es más, el cuartel no llegó a ser asaltado y el combate tuvo lugar a su alrededor. La represión de la dictadura provocó en respuesta el asesinato posterior de cincuenticinco de los ciento treintiún combatientes que participaron en la acción valerosa, pero perdida.

Si el castrismo leyera esta opinión, lloverán contra el autor los epítetos que suele usar su avanzada en Venezuela. Grupo que quisiera -como en su país- aplastar a la disidencia venezolana o a quien  escriba sobre la frustrada e indolente revolución cubana.

Aplastar hasta enterrar si fuera posible. Así aplican un recurso represivo de Batista del que los Castro se apropiaron tempranamente.

Esa es la revolución cubana pero en retroceso hasta en las habilidades del disimulo, práctica de la que otrora hicieron  arte cotidiano divulgando logros inexistentes y presunta prosperidad social en un país que es otro espacio de infelicidad en el Caribe.

 

Manuel Bermúdez Romero

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Manuel Bermudez Romero -

No tengo nada que agregar. Está dicho todo.

No poseo el pulso directo del sentimiento nacional, pero presiento que el parecer de la gente en relación con el gobierno está cambiando. Es demasiada mediocridad para no darse cuenta. Y ojalá y venga un cambio radical.

Saludos.

Raquel -

Buenos días Don Manuel:
Abominable conmemoración de un gobierno que dice llamarse "nacionalista, independiente, antiimperialista, etc" una farsa de hacer ver las mentiras como verdades, de ello se alimentan estos regímenes comunistoides.Lo más triste es que en nuestro país reina la ignorancia en alto porcentaje que hace que estos comunistas se queden en el poder haciéndole un gran daño al país.
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Manuel Bermudez Romero -

Así son las cosas amigo Pascual. El gobierno que pretendía ser el más nacionalista de nuestra historia, ha resultado el más entregado países extranjeros, como China y Cuba.

Saludos.

Pascual -

Saludos don Manuel. Es igualmente criticable enarbolar y mantener enarbolada la bandera cubana en los cuarteles, asi como exhibir retratos del Che y de Fidel en espacios y en algunas oficinas publicas; incluso llegue a ver, en año 2002, el retrato del Che al lado del retrato de Urdaneta en una escuela publica en Puerto Ordaz, algo verdaderamente insolito!!.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres