Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Magnicidio: otra comiquita

20130126165251-dcabello.jpg

¿Quién puede considerar condenarse cometiendo un atentando contra Diosdado Cabello?

Piénselo usted.

¿Para qué purgar cárcel por el asesinato de un ser con mucho poder, pero carente de quilates intelectuales y de escasa influencia político-ideológica, y quien por sus arrebatos y prepotencia es despreciable incluso a los observadores de su propia tolda en la Asamblea Nacional.

Se comprende que quien se plantea un magnicidio, persona u organización delictiva, selecciona a una eminencia ideológica. Es decir, alguien que por elevación mental y ejecutorias cumplidas conduce a situaciones insoportables al pensamiento de los potenciales asesinos. Pero no es ése ni de lejos el caso Cabello.

No lo es porque el exteniente no posee la ascendencia ni el cerebro organizador. Y, adicionalmente, porque la situación caótica que amplios sectores del país no querían ver llegar, llegó y está instalada.

Es la tragedia nuestra de cada día. Y se presentó no por gestión de Diosdado Cabello, sino de Hugo Chávez y sus cavernarios colaboradores, como Jorge Giordani, calificado como el peor Ministro de Finanzas de América.

Cabello aparte de no tener talento ni ascendencia, no tienen enjundia. Si bien es de verbo más espontáneo que Nicolás Maduro, carece del carisma y labia del movilizador de multitudes, y lo peor es que suele desbarajustar con intervenciones pendencieras en la Asamblea Nacional.

No resalta en él rasgo alguno de elocuencia, grandiosidad, inteligencia, ponderación, habilidad concertadora, conocimiento u oportunidad en las palabras que profiere abofeteando el micrófono de su estrado.

Abunda sí la gordura en Cabello. Y como varios de los rojos, no cabe ya en sus finos atuendos adquiridos después de catorce años de goces sibaritas, bonanza “robolucionaria” y utilitario socialismo profuso en placeres mundanos para la superioridad en el poder.

Cuenta igualmente el exteniente, según narra la oposición, de guardaespaldas sobranceros. Y se justifican plenamente, puesto que Cabello es amenazante con su belicosidad y no es nuevo que acostumbra retar a los puños a sus adversarios y cría enemigos.

Por lo mismo es esperable que desde su adiposa humanidad ha de estar claro en que si un desatinado que boxee cae en la provocación, le daría una pela de la que vendrían a salvarlo sus custodios.

 Y conste que no fue este articulista quien trajo al tapete la insensatez del  supuesto planeado magnicidio de este otro monigote del castrocomunismo.

 

Manuel Bermúdez Romero

Sábado, 26 de Enero de 2013 10:53 Manuel Bermúdez Romero #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: Raquel

Totalmente de acuerdo con sus comentarios, aunque para ser "magnicidio" debería ser Presidente de la República y está muy lejos de eso, a ese individuo no lo deben querer ni en su familia, pero totalmente de acuerdo que no se ganaría absolutamente nada con acabar con su vida y creo que ni remotamente alguien lo piense por las razones que ampliamente expuso. Por la otra parte el Nicolás inMADURO, el impostor, le secunda muy de cerca, es un personaje gris, que para ganar nombre se ha arrastrado hasta lo más vergonzoso a los pies de su amo y de los que realmente mandan en Venezuela, Los Castros, pero igualmente nulo al que le va a salir el tiro por la culata. Ellos mismos están cavando su fosa política.
Un saludote. Raquel

Fecha: 01/02/2013 09:18.


gravatar.comAutor: CHARLES GIMÉNEZ T.

Buenos dias, Sr. Bermudez,
Tengo una duda en cuanto a su presencia física en el mundo de la literatura, por internet ha circulado que el "Negro" Manuel Bermúdez que conocí hace mas de 20 años, falleció el 15 de Diciembre, quisiera saber si Ud. tiene algo que ver con este otro personaje ( que es llanero arraigado),............

Disculpe la molestia, mi Blog es:

zapateacangrejo.blogspot.com

Saludos Afectuosos

Fecha: 20/02/2013 11:37.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris