Blogia
Contextos

Venezuela exige gerencia pública

 

Manuel Bermúdez Romero

El mundo al revés: Maduro convoca a gobernadores y alcaldes de municipios clave para debatir el tema de la seguridad ciudadana.

La propuesta es otra prueba de la falta de gerencia característica del chavecismo. Así era usual ver a Hugo Chávez reunido con un gentío para realizar sus intervenciones infinitas lanzando ideas absurdas con las que pretendía cambios planetarios.

El mismo estilo lo ha copiado su alumno predilecto, Nicolás Maduro Moros, y los asistentes a esas reuniones -la mayoría funcionarios de gobierno- pierden horas y horas que sustraen al trabajo productivo. Es una aterradora pérdida de tiempo y dinero a raudales en un país en bancarrota.

La oposición como grupo político pareciera ser igual de ineficiente como se refleja cada vez que ofrece una rueda de prensa, puesto que en lugar de tener un vocero autorizado según el tema con la asistencia asesora de una o dos personas enteradas sobre el asunto de que se trate, se presentan diez o más acompañantes que no aportan nada y pierden la vida como mirones.

Sabiondo, Maduro cree que reuniéndose con gobernadores y etcétera va a conseguir la solución mágica para la inseguridad pública que diezma a los venezolanos. Y preocupante es que algunos dirigentes opositores muerdan el anzuelo y en respuesta propongan bloques... ¿Bloques de qué? Ojalá y fuesen de trabajo conjunto una vez establecido un plan que haya sido concebido por verdaderos profesionales.

Basta ver al presidente por TV vociferando sobre el tema y en específico respecto el asesinato de Mónica Spear y su esposo, para entender que quien va a ofrecer la solución correcta no es él. Maduro abiertamente ha demostrado no saber sino alzar la voz, amenazar y decir disparates.

Lo que resulta obvio es que el proceso de consulta debe ser otro, y que son los especialistas jefes de seguridad de las regiones y de los partidos políticos quienes se reúnan para presentar un cuerpo de soluciones sociales, preventivas y represivas al Ministerio del Interior y al Presidente de la República, en ese orden.

Se expone el parecer porque es evidente en las redes sociales que los venezolanos desesperan al ver al país clamando por soluciones que en ninguna área el gobierno sabe cómo darlas porque no cuenta con  gente bien formada académicamente, y pareciera que la oposición tampoco o no quiere suministrar los remedios, que sería una lamentable actitud frente a la urgencia con que se requieren.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

LUIS VILLASMIL -

De acuerdo con tus apreciaciones. Todo lo quiere hacer este gobierno un show y los de la oposición caen en trampas futiles
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

jeanneth villanueva -

Manuel, manuelito, la noticia de la miss, hermosa y joven mujer trabajadora venezolana, nos ha dolido en el alma. Aqui en Mexico la tv nos ha dado toda una serie de noticias, con el lamentable comentario de que somos el país mas violento y las estadísticas presentadas, pues son mas alta que en Alepo que hay una guerra desde hace unos, unos cuantos días.
No podemos esperar peras de la mata de naranjas, así que no podemos esperar nada del mal apellidado Maduro, ya que como el humo que no puede disimularse, es lo mas INmaduro que hayamos podido tener.
Es cierto la oposición, no debería perder tiempo en convocatorias que solo sacaran grupos de trabajo para no ponerse de acuerdo nunca. Deberían llevar el plan de acción y lograr mediante el diálogo, a que se impulsaran las iniciativas conducentes a la mejoría de la emfermedad mortal que padece nuestra patria.

Se te aprecia

Marianne Marrero -

Totalmente de acuerdo. En este país todo está al revés: el Estado no hace de Estado, el Gobierno actúa según el mandato castrista, la oposición no asume con fuerza la representatividad que le conferimos y los venezolanos todos aceptamos. El caso Spear -como muchísimos otros- nos sacude porque representa el riesgo al que todos estamos expuestos día a día, tanto dentro como fuera de nuestros hogares.
La actitud del gobierno, en la voz de Maduro, fue otra bofetada más, prácticamente puso en manos del hampa toda la responsabilidad y, encima, los amenazó con un "señores, ¡no se equivoquen!". ¡Lamentable!
Saludos,
Marianne Marrero
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres